El llanto de la esposa de Julio Cesar por haberse quedado sola en Portugal con sus hijos

A los 38 años, Julio Cesar acabó su estadía en Europa y regresó a Brasil para retirarse en el Flamengo. Sin embargo, su esposa Susana Werner y sus hijos se quedaron en Portugal, donde él estaba jugando.

Por: Pasión Fútbol

El lado B de la llegada de Julio Cesar al Flamengo muestra una cara triste: la de su esposa Susana Werner, quien a través de las redes sociales manifestó su descontento con la decisión de su marido de regresar a Brasil y hasta lo criticó en la respuesta a una de sus seguidoras.

"Tengo muchas cosas que me retienen aquí. Las más importantes son mis hijos. No vamos a poder participar de este momento. No tiene nada que ver con un equipo de fútbol porque yo no veía fútbol ni cuando él jugaba en ninguno de los equipos que jugó", relató la exmodelo brasileña de 40 años. Ambos tienen dos hijos, Giulia y Cauet, que se quedarán en Portugal con ella mientras el arquero esté en Río de Janeiro vistiendo los colores de Flamengo.

Lo que no queda claro es si por esta decisión (u otros problemas) la pareja decidió separarse. Una seguidora le comentó a Susana Werner "que no fuera boba y viajara a Brasil con su marido", y ella le respondió: "Bobo fue él de dejarnos a nosotros aquí, ¿no crees?".

Julio Cesar viajó a Brasil pero dejó a su familia en Portugal.

A otra seguidora que afirmó que Julio Cesar se merece tener una despedida en el Flamengo, Susana le respondió: "¿Qué familia está feliz al separarse?".

Lo cierto es que el arquero tiene por delante el desafío de la Copa Libertadores 2018 y todos los hinchas del Flamengo están felices por su llegada. "Felicidad para los flamenguistas, tristeza para mí. No vamos a poder acompañarlo y Dios sabe lo que va a suceder", cerró su esposa, ¿o ex?

Más noticias de BRASILEIRAO