Con poco de Cristiano Ronaldo y muchos suplentes, Juventus se deshizo de Bologna

La 'Vecchia Signora' no tuvo mayores problemas para eliminar de la Copa Italia a uno de los colistas de la Serie A

Por: Hugo Avalos

Juventus no tuvo mayores inconvenientes para sacar del camino en Copa Italia al Bologna. Sin Cristiano Ronaldo y con varios suplentes, derrotó al equipo de Filippo Inzaghi por 2-0 gracias a los goles de Federico Bernardeschi y Moise Kean, y logró el pase a los cuartos de final. Ahora, deberá pensar en el duelo por la Supercopa ante Milan del próximo miércoles.

Massimiliano Allegri decidió guardar buena parte de su artillería pesada en este duelo en casa de Bologna, entre ellos a Cristiano Ronaldo y a Paulo Dybala. Sin demasiado brillo, pero sí con contundencia, eliminó a un equipo que está en zona de descenso en la Serie A.

Golpeó rápido la Vecchia Signora. A los nueve minutos, un error entre el arquero Angelo Da Costa y Arturo Calabresi, provocó que Federico Bernardeschi aproveche el regalo para concretar el primer gol del partido.

Gol de Federico Bernardeschi para el 1-0 de Juventus

El tanto no cambió lo que se preveía del encuentro. Juventus dominó con tranquilidad las acciones de juego y, cada tanto, ocasionaba alguna situación de peligro, sobre todo con los desbordes de un activo Douglas Costa, y los pases verticales de Miralem Pjanic.

Por su parte, a Bologna le costó hacer pie en el primer tiempo, demostrando por qué está ubicado en los últimos puestos de la tabla de la Serie A. Pese a las nuevas contrataciones de Nikola Sansone y Roberto Soriano, el desempeño fue pobre. Tuvo una sobre el final de los primeros 45 minutos de la mano de Mitchell Dijks, que se fue afuera. Lo único.

En la segunda parte, la Juve terminaría por liquidar las acciones rápido. A los cuatro minutos, una buena jugada donde Douglas Costa remató, la pelota le quedó servida a Moise Kean por el rebote en un jugador rival, y el joven delantero definió para el 2-0.

El gol de Moise Kean para el 2-0 de Juventus

El resto del partido estuvo de más. El local no tuvo ideas para siquiera conseguir el descuento. Hubo tiempo para ver a Cristiano Ronaldo -entró a los 17 minutos-, sin demasiada influencia sino más bien para que agarre ritmo futbolístico después del parate por el Año Nuevo. Por su parte, Paulo Dybala entró a falta de 14 minutos para el final del juego.

Juventus, de esta forma, pasa, sin mayores sobresaltos, a los cuartos de final y, ahora, deberá pensar en el duelo ante Milan por la Supercopa de Italia. Por su parte, Bologna está con la soga al cuello y Filippo Inzaghi, al borde del despido ante la fea imagen en este juego y la mala situación del club en el certamen local.

Más noticias de CALCIO