Descenso del valor de Cristiano Ronaldo aumenta crisis en la Serie A

La liga italiana es la única de las cinco más importantes que no cuenta con una figura valuada en 100 millones de euros

Por: Hugo Avalos

La Serie A no termina de desentonar ni de ponerse al nivel de las otras ligas más importantes del mundo. De hecho, se pensó que con la llegada de Cristiano Ronaldo podría haber un salto, pero no fue así. Con el descenso de su valor, según los números de Transfermarkt, la liga italiana es la única de las cinco más importantes que no posee un jugador de 100 millones de euros.

El diario AS pone en manifiesto el problema que enfrenta la Serie A y que no le permite volver a los primeros planos. Entre las cinco ligas más importantes (Inglaterra, España, Alemania y Francia), la italiana es la única que no tiene un jugador valuado en tres cifras. Esto se debe al reciente descenso en el valor de Cristiano, hoy valuado en 90 millones de euros.

Entre las cinco ligas más importantes, la Premier League es la que más jugadores con valor superior a los 100 millones de euros posee. Son nueve en total: Harry Kane y Mohamed Salah, 150 millones; Raheem Sterling, 140; Kevin De Bruyne, 130; Sadio Mané, 120; Christian Eriksen, Bernardo Silva, Paul Pogba y Leroy Sané, 100 millones de euros.

LaLiga posee cinco jugadores valuados en tres cifras. Lionel Messi y Eden Hazard, con 150 millones. Antoine Griezmann le sigue con 130 millones y aparecen, por detrás, Jan Oblak y Ousmane Dembélé con 100 millones.

En tanto, en la Ligue 1, más específicamente en el PSG tienen a los dos jugadores con mayor valor en el mundo: Kylian Mbappe, con 200 millones, y Neymar con 180 millones. Por último, la Bundesliga se salva de estar fuera del club gracias a los 100 millones de euros en los que está valuado Jadon Sancho.

Más noticias de CALCIO

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas.