Juventus vs Napoli: Koulibaly le regala el triunfo a los bianconeros, a pesar del gran trabajo de Chucky Lozano

Juventus encontró el gol sobre el final gracias a un error del defensor senegalés. Napoli levantó un 0-3 gracias al mexicano, pero se quedó con las manos vacías

Por: Hugo Avalos

Juventus rescató un triunfo valioso de local, gracias a un error de Kalidou Koulibaly. Sobre el final, el senegalés convirtió un autogol para el 4-3 final en favor de los bianconeros ante Napoli, de local. Danilo da Silva, Gonzalo Higuaín y Cristiano Ronaldo habían puesto en ventaja a la Vecchia Signora. Mientras que los napolitanos habían empatado con Kostas Manolas, Hirving Chucky Lozano y Giovanni Di Lorenzo.

El partido pareció tener un dueño en 60 minutos de juego cuando el portugués anotó el tercer gol del equipo de Maurizio Sarri ─ausente por temas de salud─. Los de Carlo Ancelotti lograron dos goles en dos minutos que le dieron ánimos para lograr el empate a falta de pocos minutos. Pero, sobre el final, un error de Koulibaly le dio el triunfo a los de Turín.

Primer tiempo con gran superioridad para la Juventus. Las acciones comenzaron parejas y hasta Napoli parecía mostrar la suficiente ambición para poder llevarse por delante al local. De hecho, a los 13 minutos, Allan iba a forzar a una gran volada de Szczesny para sacar lo que hubiese sido el primero.

Para colmo, las cosas no parecían del todo bien para la Vecchia Signora. De Sciglio se iba a retirar lesionado y fue reemplazado por Danilo, quien hacía su presentación.

Tras el cambio, un córner de Napoli terminó con un remate al arco que Bonucci salvó con el hombro. Pero, de esa jugada, llegó un contraataque letal bien comandando por Douglas Costa, que corrió 50 metros con la pelota, enganchó dentro del área y le dejó el gol servido al propio Danilo. El lateral brasileño, quien había entrado hace nada, en su primera pelota le daba el triunfo parcial a la Juve.

El gol fue un golpe duro para los napolitanos que, a partir de allí, cayeron en picada. Errores defensivos, sobre todo del sector derecho de un Di Lorenzo, con muchos problemas, poca tenencia del balón y errores de manejo, malas coberturas a la hora de retroceder y complicaciones para encontrar jugadores de Juventus libres. Todo un desastre que coincide con algunos aspectos del partido anterior donde recibió tres goles, pese al triunfo ante Fiorentina.

Encima, a los 18 minutos, tres minutos después de primer gol, llegó el segundo. Matuidi encontró espacio para meterse al área, la pasó encontrando a Higuaín. Pipita dejó en ridículo a Koulibaly con un amague para afuera y, en un mano a mano con Meret, lo remató con un golazo al ángulo para el 2-0. El argentino cumplía con la ley del ex.

A partir de allí, los problemas de Napoli se acrecentaron. La libertad que tenía Juventus podía haber incidido aún más en el resultado. De hecho, luego de los goles, el conjunto local tuvo otras dos ocasiones claras donde Khedira, primero, llegó exigido pero forzó un remate que Meret cortó rápido, luego de una gran jugada colectiva. Nuevamente, el sector derecho de la defensa de Napoli tenía problemas.

Luego, esta vez más desde la izquierda de la defensa, esta vez Khedira iba a sacar un remate de fuera del área que Meret no llega a desviar, pero sí lo terminó salvando el travesaño. El 2-0 terminaba siendo negocio para el visitante.

En la segunda parte iban a llegar más emociones. Ancelotti metió mano en el equipo, evidenciando la mala primera mitad de su equipo. Ghoulam e Insigne dejaron su lugar por Mario Rui y Chucky Lozano, respectivamente. Esto iba a incidir en el resultado.

Es que Napoli empezó a animarse a llegar a campo contrario y al arco de Szczesny. Dos disparos de Mertens mostraron mejores intenciones. Pero, Juventus iba a contrarrestar en el mejor momento de su rival. A los 17 minutos, jugada por la izquierda nuevamente. Douglas Costa llegó a línea final y mandó un centro por bajo para Cristiano Ronaldo aparezca en el marcador con un gol de zurda para el 3-0.

Parecía que los tres goles de ventaja ponían totalmente en jaque a los napolitanos. Sin embargo, todo cambió a partir de allí. Es que, primero, cuatro minutos después, de una pelota parada, Manolas apareció de cabeza para meter el primer descuento del Napoli.

Dos minutos después, de un robo en campo propio, con Juventus mal parada, Mertens encontró espacio para contraatacar por izquierda y Chucky Lozano entró solo por el medio para convertir el 2-3 e ilusionar a todos los napolitanos. Primer tanto del mexicano en su debut, algo que había hecho su compatriota Edson Álvarez con el Ajax hace algunos días en Champions League.

Con el 2-3, el partido entró en un terreno de gran expectativa y de ilusión que no parecía tal hace pocos minutos cuando Cristiano había anotado el tercero de Juventus. Napoli se convenció de que lo podía empatar y fue a buscar el resultado ante un equipo local agazapado y confundido.

Finalmente, a los 36 minutos, nuevamente de una pelota parada, Di Lorenzo apareció para marcar el 3-3. El lateral derecho, quien había tenido un pésimo primer tiempo en lo defensivo le daba el empate heroico al Napoli.

El partido moría en el empate, pero sobre el final, la pelota detenida que le había dado frutos a los de Ancelotti, iba a ser su perdición. Es que Koulibaly convirtió un gol en contra increíble y solo cuando tenía libertad para despejarla. En vez, de despejarla para afuera, la colgó de un ángulo para el 4-3 en favor de Juventus. Increíble.

El partido puede ser decisivo al final del torneo. Napoli desperdició el empate que logró sobre el final por una imprudencia de una de sus figuras y se va con las manos vacías de Turín. Por su parte, Juventus sigue en la cima de la Serie A.

Más noticias de CALCIO