El conjunto de Koeman, muy superior al Athletic

El ciclón Barça, campeón de Copa con una goleada espectacular

El conjunto de Koeman, muy superior al Athletic, remata su 31º título con cuatro tantos en 12 minutos en el segundo tiempo. Griezmann, De Jong y un exultante Messi (2) rubrican una actuación fantástica de los azulgrana ante un rival hundido.

Tardaron en llegar los goles pero si hace dos semanas el Athletic claudicó ante la Real Sociedad en pleno aguacero en La Cartuja, esta vez el Barça desató su voracidad con cuatro tantos (0-4) en 12 minutos para conquistar una Copa del Rey muy deseada con los goles de GriezmannDe Jong Messi (2). Una Copa de Koeman, que celebra lo que puede ser el inicio de algo grande con el aliciente a tiro de firmar el doblete con LaLiga, y también de Messi, exultante.

Y de todos. De los veteranos y de los más jóvenes que suben. Porque este Barça, por el que casi nadie apostaba ni un euro cuando perdió la Supercopa en enero, está de vuelta con una exhibición de fútbol. Corre el cava en las casas de los culés. Ya tocaba. Es la 31ª Copa de la historia del club y la séptima en 11 años.

Bajo presión Koeman y la plantilla, con Messi y los veteranos al frente, se trataba de ganar. Y Ronald no renunció al 3-5-2 que le llevó a la final copera y a caer con orgullo en ParísPiqué, decisivo para echar al Sevilla en ‘semis‘ y lesionado ese día, regresó un mes y medio después con nota altísima. Inexpugnable atrás. Con Mingueza titular y Araujo suplente, De Jong siguió en la media como en el Clásico con Griezmann en lugar del ‘tocado’ Dembélé’ en punta junto a Messi. Koeman apeló a la energía, presión y juego sin balón, casi siempre culé dicho sea de paso ayer, que faltó al inicio ante Valladolid y Madrid.

Y el Barça se aplicó el cuento, ávido de una alegría por fin en una cita grande este curso y herido además por el KO en la Supercopa ante un Athletic de Marcelino reincidente para mal. Porque a las dos semanas de caer sin rechistar ante la Real, el factor mental fue un lastre para los ‘leones’. El peso de la historia (son ya seis seguidas perdiendo y cuatro ante los culés) y el hambre de Messi y compañía dictaron sentencia en La Cartuja. Por fin, 96 años después, el Barça se coronó en Sevilla.

La final arrancó con un minuto y 59 segundos de rondo azulgrana, fiel reflejo del primer acto. Un monólogo en toda regla que rozó el premio ya de inicio con un remate al palo de De Jong a pase de Messi, habilitado por un Busquets omnipresente con 70 metros a sus espaldas. “Cabeza y corazón”, pidió Marcelino en la víspera pero su equipo reculó en exceso entregando el campo al Barça, cuyo dominio avasallador y constantes cambios de lado a lado hasta percutir en la doble muralla bilbaína. Alba y Dest, un extremo más en un 3-5-2 que mutó a un 3-4-3, abrieron el campo, De Jong y sobre todo Pedri sobaban la bola una y otra vez hasta buscar un resquicio con las diagonales de Griezmann como recurso. Y así, con un pase celestial de Messi, llegó otra para el Barça hasta que el Athletic dio el susto con lo único que le sirvió porque Williams, gigantesco en enero en la Supercopa, se achicó ante Piqué sin ganar ningún balón largo. Pero una falta lateral es petróleo en Bilbao e Íñigo Martínez rozó el 1-0 tras un centro de Berenguer.

Nada más se vio en un conjunto maratoniano tras la pelota que lo fio todo a resistir y aprovechar otra que tuviera rezando para que el desgaste no pasara factura. Y llegar tarde empezó a ser una constante con Martínez Munuera de aliado vasco. Tras un jugadón de Mingueza que combinó con Messi como si fuera Pedri, el alicantino perdonó una amarilla a Berenguer por un agarrón al canario y otra a Dani García por un fuerte manotazo en el pecho de Messi. Mal asunto picar a Leo, que recriminó al árbitro su pasividad. A los tres minutos volvió a ser cazado por Dani y ahora sí hubo amarilla que debió ser la segunda en el 38’. La temperatura subió de golpe pero el Barça regresó a la caseta sin rematar la faena en el área.

Como, ya sin Muniain en el césped, tampoco hizo en un arranque brutal con tres ocasiones en cuatro minutos. Unai Simón amargó a Griezmann (a pase de la muerte de Dest), Pedri en un chut lejano y Busquets en boca de gol en el córner siguiente. Increíble, como la falta de efectividad que Koeman ha ido reclamando de forma recurrente este curso. Y corría el reloj de un Ronald desesperado hasta que en el 60’ cayó el gol como fruta madura. Y no, uno, sino cuatro en 12 minutos. Como un ciclón con De JongAlba Messi desatados tras asestar Griezmann el primer golpe. Arranca Leo, correr Frenkie la banda y remata Antoine desquitándose y gritando su 12º tanto ante el Athletic.

Ya metió dos en La Cartuja en la Supercopa pero Villalibre le robó el disfraz de héroe. El segundo fue del holandés, en plan ‘9’, rematando de cabeza casi a ras de suelo un centro de Alba.

En pleno vendaval ante un rival ya noqueado, Messi De Jong la subieron con dos paredes hasta que Leo definió con un pase a la red de los suyos. Lo celebró a lo grande recreándose y compartiendo su gozo con los chavales de la grada que habían puesto el escudo gigante del Barça en el césped antes del partido.

Fue difícil imaginarle fuera del club con ese rostro jubiloso que fue a más con el 4-0 en el 72’ a centro de Alba, el clásico, hacia atrás. Unai Simón la rozó pero el balón entró con miles de culés levantándose del sofá como merecían tras muchos meses de desengaños. Y pudo llegar la ‘manita’, pero el VAR invalidó el doblete de Griezmann a pase de Messi por fuera de juego en una noche que debe ser un punto de inflexión para el Barça.

FICHA TÉCNICA

ATHLETIC, 0

Unai Simón (2); De Marcos (1), Yeray (1) (Unai Núñez (2), 67’), Íñigo Martínez (1), Balenziaga (1); Berenguer (2) (Vesga, 54’), Unai López (2) (Yuri (1), 67’), Dani García (1), Muniain (1) (Lekue (1), 46’); Raúl García (1) y Williams (1) (Villalibre (1), 67’)

FC BARCELONA, 4

Ter Stegen (3); Mingueza (3) (Braithwaite (s.c), 86’), Piqué (3) (Araujo (2), 81’), Lenglet (3); Dest (3) (Sergi Roberto (3), 74’), De Jong (4), Busquets (3), Pedri (3) (Ilaix (2), 81’), Alba (4); Messi (4) y Griezmann (4) (Dembélé (s.c), 86’)

GOLES: 0-1, Griemzann (59’); 0-2, De Jong (62’); 0-3, Messi (67’); 0-4, Messi (72’)

ÁRBITRO: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Dani García (39’)

ESPECTADORES: a puerta cerrada en La Cartuja (Sevilla)

Información tomada de Mundo Deportivo

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias