Koeman esta en aprietos por los malos resultados en las distintas competiciones en las que participa

Koeman, contra las cuerdas: en diez días se juega toda la temporada

Los tropiezos ante el Sevilla, PSG y Cádiz, le obligan a ganar los tres próximos partidos si no quiere echar por la borda las últimas opciones de ganar un título.

Por:  AS

Ronald Koeman se encuentra entre la espada y la pared. Hasta ahora había ido trampeando la temporada, con más o menos suerte, y hasta con algunos brotes verdes por el camino, como los cinco triunfos consecutivos en la liguilla de la Champions o las siete victorias seguidas en LaLiga, pero el contexto actual ya no permite más medias tintas. La contundente derrota ante el PSG (1-4) en la ida de la Champions y el sorprendente empate contra el Cádiz (1-1) en LaLiga, han sumido al equipo en un estado catatónico preocupante, que podría acabar con secuelas impredecibles de cara al futuro, si no hay una reacción inmediata.

Koeman es consciente que se juega la temporada en las próximas dos semanas. Otro traspié en LaLiga sería definitivo para las aspiraciones del equipo por el título. A ocho puntos del Atlético de Madrid, tiene esta semana la posibilidad de recortar tres puntos: juega el miércoles el partido aplazado ante el Elche. Una victoria dejaría a los blaugrana a cinco puntos del líder, si bien el Atlético tendría un partido menos. El sábado tiene una de las visitas más complicadas en LaLiga al jugar ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Una derrota o un empate sería casi definitivo para las aspiraciones blaugrana de ganar el campeonato, a la vez que un mazazo anímico para un grupo ya de por sí bastante debilitado en ese aspecto.

Y si en los próximos dos partidos el Barcelona se juega el ser o no ser en LaLiga, en la Copa está literalmente con la soga al cuello. El 2-0 cosechado en el partido de ida de las semifinales contra el Sevilla, obliga a los blaugrana a tirar de la épica en busca de la remontada el próximo 3 de marzo en el Camp Nou. Y si la Copa está complicada, peor aún la Champions: el 1-4 en la ida de los octavos ante el PSG deja la vuelta como un mero trámite; en el entorno se habla más directamente de “competir” que de vender humo con remontadas imposibles.

Ante esta situación, el nuevo presidente que aterrice el 7 de marzo en el FC Barcelona podría encontrarse un equipo diezmado en todos sus frentes: eliminado de la Copa, con LaLiga casi imposible y con el ‘marrón’ de comerse en el palco del PSG el primer partido de su mandato.

Entre los candidatos, a día de hoy, sólo Toni Freixa garantiza la continuidad de Koeman al frente del banquillo pase lo que pase esta temporada. Joan Laporta ya ha dejado muy claro que confía en Koeman, pero que el futuro del entrenador “dependerá de los resultados y el juego”, mientras que Víctor Font llega con la carta de Xavi Hernández, una persona que siempre ha expresado abiertamente su deseo de sentarse en el banquillo blaugrana.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias