Lopetegui prepara un partido clave para la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey

Las claves del 'plan Lopetegui' en el Camp Nou

El Sevilla se preparar para 'sufrir' con la final de Copa como premio

Por:  Marca

El Sevilla se prepara para el partido de la temporada. No hay otra. El duelo de vuelta de semifinales, que se disputará este miércoles en el Camp Nou (21.00), lleva semanas señalado en rojo. Desde que el sorteo emparejase a tercero y cuarto de LaLiga, más aún tras el resultado cosechado por el conjunto andaluz en su estadio (2-0), se lleva preparando el Sevilla para este partido. Se ha acercado sólo un poquito hacia una final de Copa que daría aún más brillo al notable curso liguero, además de seguir con vida en la Champions. La ventaja, aunque importante, no deja de ser insuficiente antes de visitar el coliseo azulgrana, donde el Sevilla se ha llevado mil varapalos y tras demostrarle el Barcelona, el sábado en Liga, que no está muerto. Para nada.

Por esto mismo, Julen Lopetegui, entrenador sevillista, trata de concienciar a los suyos de cara a lo que les espera. Un partido con muchos matices y donde deberán saber jugar con todos los factores externos, además de los propios futbolísticos. El público ha dejado de ser (por desgracia) un factor a tener en cuenta, pero aun así saben que deberán llevar a su adversario al límite para conseguir la ansiada clasificación para la final de la Copa del Rey, que se disputa precisamente en la capital andaluz el próximo 17 de abril.

1. Personalidad

La tensión que se ha vivido en los dos últimos duelos entre Sevilla y Barcelona, tanto en Copa como en Liga, son una simple prueba de cómo estarán los ánimos el próximo miércoles. El premio de alcanzar una final es muy goloso y Lopetegui prepara a los suyos para una de esas pruebas que hacen grandes a los equipos. Le pedirá a sus hombres que sepan jugar el partido, sin miedo y sin mirar el reloj. Ya habrá tiempo durante el tramo final para jugar con el tiempo. Un duelo que parte 0-0 y que dependerá exclusivamente de que los sevillistas cometan los mínimos errores. Y el arbitraje también tendrá su peso. Habrá presión sobre sus decisiones. Los jugadores están advertidos. Y el propio entrenador vasco, quien en Liga no puso sentarse en el banquillo del CampNou.

2. Concentración defensiva

El partido de ida en semifinales es la muestra que tiene el entrenador para convencer a sus hombres de cómo deben jugarle al Barcelona. Presión en todo el campo, marcas cercanas a los mejores jugadores del equipo azulgrana y salida en pocos toques, donde el riesgo a perderla en zonas comprometidas sea el mínimo. Un partido donde Lopetegui deberá elegir bien a esos hombres que salgan de inicio, donde esté demostrada su implicación defensiva y donde el físico no les juegue en contra para llevar a cabo el plan más adecuado.

3. Anotar un gol

La principal clave para el Sevilla es que es consciente de que necesita marcar para lograr la clasificación. O al menos, para que llegar a la final no les suponga un suplicio. Dejar la portería a cero en la ida les ofrece una inestimable ventaja que necesita acreditar marcando en el Camp Nou. La calidad del Barcelona en ataque aparecerá en algún momento y un tanto sevillista obliga a los de Koeman a anotar cuatro para plantarse el 17 en el estadio de La Cartuja. Lopetegui ya les está insistiendo a sus hombres en la importancia de ese gol. Es casi el billete a la final.

4. El plan de Koeman

El entrenador del Barcelona sorprendió a Lopetegui con el esquema que dispuso en el Sánchez-Pizjuán el pasado sábado. El Sevilla no disparó entre los tres palos y sufrió para contener las entradas del Barcelona por banda (sobre todo la derecha). La posición de Dembelé, como delantero, imposibilitó que Koundé pudiese sorprender en ataque como acostumbra. Le cerró los caminos. Igualando las fuerzas con tres atrás se equilibró el duelo. El Sevilla estará muy pendiente de las piezas que mueve el Barcelona y el esquema que decida su entrenador. Fernando, juegue como juegue el rival, estará cerca de Koundé y Diego Carlos. Se acabaron por un día sus aventuras ofensivas. Igualar fuerzas también desde la pizarra.

5. El factor Messi

Es incuestionable que la figura de Leo Messi condiciona el plan de cualquier adversario, más contra un Sevilla al que el argentino ha dañado siempre que ha podido. Es su víctima preferida. En la ida se le supo frenar, aunque también Bono tuvo que estar a un nivel sobresaliente para defenderse de los hachazos del 10. Como hiciese en la Copa, aunque ocupe posiciones más adelantadas, Jordán o Fernando estarán con un ojo en todo lo que haga. Desactivarlo en lo posible restará opciones al Barcelona. El sábado hizo un gol y dio una asistencia. Todo el plan de Lopetegui pasa por contener la furia ofensiva del Barça y anotar. Una final está en juego.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias