Verguenza en la Copa Libertadores, graves incidentes Verguenza en la Copa Libertadores, graves incidentes

Verguenza en la Copa Libertadores, graves incidentes

Un grupo de aficionados, barras entre ellos, de Talleres de Córdoba acompañaron al equipo de Pedro Caixinha en el estadio de Vélez Sarsfield, a pesar de la prohibición de público visitante. Hubo corridas y agresiones.

Un importante número de hinchas de Talleres ingresaron al estadio José Amalfitani de Liniers para presenciar el histórico partido ante Vélez, por la ida de los cuartos de final. Y hubo incidentes entre los hinchas del Fortín y los infiltrados.

La mayoría de los hinchas de la T se ubicaron en la platea Sur Alta y, por momentos, se animaron a alentar al equipo de Pedro Caixinha. Finalmente. hubo corridas y agresiones con los fanáticos del conjunto cordobés.

Cuando el plantel salió a realizar los movimientos precompetitivos en el campo de juego, un grupo ubicado en dicho sector se puso a cantar el tradicional "soy Talleres".

Los fanáticos de Talleres no pasaron desapercibidos durante la jornada ya que desde temprano hicieron la "previa" en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires. Algunos eligieron las parrillas del Parque Sarmiento y otros se instalaron en el barrio de Liniers, en la zona aledaña al estadio.

Por su parte, otro grupo numeroso también se reunió en el hotel donde concentró la delegación albiazul y realizó un banderazo.

Según declaró el presidente de Talleres, Andrés Fassi, la dirigencia de Vélez Sarsfield se negó a vender el mínimo de entradas (2.000) que exige Conmebol para el equipo visitante.

Para la vuelta, aunque por estas horas, Andrés Fassi quiera anularlo, cerca de diez mil aficionados de Vélez Sarsfield viajarán a Córdoba para presenciar la revancha en el estadio Mario Alberto Kempes.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias