FIFA no cede y UEFA sigue con su plan maligno para crear la Súper Champions

El nuevo modelo que propone la UEFA se jugaría a partir del 2024 y los partidos se recorrerían a los fines de semana

Por: Antonio Rocha

Como se esperaba desde hace varias semanas, Gianni Infantino fue reelegido como presidente de la FIFA sin la necesidad de ir a votación. El organismo celebró su Congreso en París, y tras un discurso de más de una hora, el mandatario volvió a tocar el tema de la nueva Champions League.

Desde luego, el presidente de la FIFA no ha querido aceptar la propuesta de la UEFA para modificar el formato actual de la Champions. Gianni Infantino sabe que los clubes menos poderosos de Europa sufrirían en todos los aspectos; tanto deportivo como económico.

“Creemos en la mundialización del fútbol. Buscamos que todos los que compitan tengan cada vez más posibilidades de ganar y que no quede todo en una élite. La mundialización es todo lo contrario a la elitización”, afirmó el dirigente en el Congreso de París.

Desde que se comenzó a hablar de la Súper Champions, los clubes más poderosos del continente apoyaron en su decisión a la UEFA, pero el resto de equipos con menos reflectores teme que las competiciones locales pierdan interés y sean absorbidas por el nuevo formato del torneo.

UEFA ya lo tiene decidido, y la nueva Champions League se jugaría a partir del 2024, con cuatro grupos de 8 equipos, entre los que habría ascensos y descensos. Esto quiere decir que si un club llega a la final podría jugar hasta 21 encuentros en dicho certamen.

Emanuel Macron, presidente de Francia, envió una carta al presidente de la Federación Francesa, en la que le manifiesta su apoyo para evitar que Aleksander Ceferin siga con su proyecto. Pero esta idea ya tiene varios años, justo cuando Michel Platini estaba al frente del organismo.

En ese momento, la Asociación de Clubes Europeos (ECA) amenazó con apartarse de UEFA si no le permitía seguir con su plan. Sin embargo, con la entrada de Ceferin, la idea se modificó con el fin de obtener más ganancias a partir de los derechos de televisión y marketing.

FIFA también teme que, con la Súper Champions, los clubes den mayor preferencia al torneo y dejen de lado sus respectivas ligas. El proyecto de UEFA tiene contemplado pasar sus partidos para los fines de semana, mientras que las competiciones locales se jugarían a mitad de semana.

Más noticias de CHAMPIONS LEAGUE