Barcelona vs Inter: Doblete de Suárez salva a Valverde para triunfo del Barça en el Camp Nou

Barcelona mejoró en el segundo tiempo y gracias a Luis Suárez se lo dio vuelta al Inter

Por: Hugo Avalos

FC Barcelona salvó un resultado que puede ser decisivo para el futuro del Grupo F de la UEFA Champions League 2019-20. En el Camp Nou, derrotó al Inter por 2-1 gracias a un doblete de Luis Suárez en el segundo tiempo. Lautaro Martínez había puesto en ventaja a los italianos en el amanecer del partido. Con este resultado, los catalanes son líderes junto al Borussia Dortmund.

Encuentro de dos tiempos para cada equipo. El equipo de Antonio Conte fue amplio dominador del primer tiempo, pero sólo pudo anotar un gol de las múltiples ocasiones que tuvo. En cambio, los de Ernesto Valverde pudieron aprovechar un buen segundo tiempo para llevarse el resultado.

Un primer tiempo a la medida de Conte y a la medida de este nuevo Inter, líder de la Serie A, pero con una idea de juego que se refleja bien en lo que pide su entrenador. La intensidad de los nerazzurros comenzó desde el minuto cero y dio sus frutos rápidamente.

A los dos minutos de juego, Piqué comete el error de salir a anticipar arriba y mal, dejando todo un callejón libre para que Lautaro Martínez aproveche con balón dominado y, pese al esfuerzo de Lenglet, definió cruzado para vencer a Ter Stegen. Silencio en el Camp Nou por el gol madrugador del argentino, de gran primera parte.

Y decimos gran primera parte porque fue una verdadera pesadilla para la defensa azulgrana. Hizo lo que quiso y hasta pudo haber marcado algún gol más. Por detrás de él, también de muy buenos primeros 45 minutos estuvieron Barella y Sensi que, con mucha dinámica y llegada, también pusieron en aprietos a Ter Stegen con diferentes situaciones.

Barcelona, por su parte, es el Barcelona que estamos acostumbrados a ver en los últimos partidos. Muchos problemas para llegar al área, sin buena distribución, poca imaginación y, sobre todo, dificultades atrás y en las transiciones. Ni siquiera el regreso de Messi pudo cambiar esto, pese a alguna que otra llegada sin peligro para el arco de Handanovic.

Decíamos que Lautaro podría haber convertido algún gol más. A falta de pocos minutos para el final de la primera etapa, metió un cabezazo en soledad, tras centro de Candreva, que Ter Stegen respondió de forma brillante para salvar el segundo tanto del argentino y de Inter. Esta atajada sería decisiva para la remontada.

El Barça es eso también: Ter Stegen. El alemán se convierte en figura partido a partido y eso se explica en lo mal que defiende su equipo. Mucha soledad para Candreva para dar el centro y ni hablar de lo solo que cabeceó Martínez, dejando muy mal parado a Lenglet que sólo vio como el argentino casi convierte.

Lo único malo del buen primer tiempo del equipo de Conte es el resultado porque el 1-0 se quedó corto. Con semejante actuación que sólo haya un gol de diferencia...

En el segundo tiempo, los papeles se cambiaron. Barcelona creció, más por actitud que por ideas, pero también por el ingreso de un Arturo Vidal que cambió la mentalidad del equipo. A partir de esto, el partido se jugó prácticamente en campo de Inter.

Así fue como a los 13 minutos, Barcelona llegó al empate. Precisamente el chileno asistió con un buen centro a Suárez que, de volea, marcó el 1-1 para darle un poco más de aire al público azulgrana y, sobre todo, a Valverde.

El partido pareció entrar en un pozo donde cualquiera lo podía ganar, aunque tras el empate, el mejor era el Barça por actitud, por dominio del balón y por posicionamiento en cancha. Inter se quedó, apostó cada vez más a dejar solo arriba a Lautaro Martínez y lo pagó caro.

Porque, a los 39 minutos de la segunda parte, Messi encendió motores y apareció en su mejor versión para dejar hombres en el camino, asistir a Suárez que de frente al arco definió para el 2-1. Barcelona creció en el segundo tiempo y tuvo resultado por ambición y por actitud. Alegría para Valverde.

Barcelona se llevó un triunfo valíosisimo por entrega y porque supo ajustar las piezas para darle vuelta el resultado a un Inter, que fue superior en el primero, pero muy discreto en el segundo. Valverde vuelve a respirar, gracias a Suárez.

Más noticias de CHAMPIONS LEAGUE