Cae primera cabeza por el papelón River-Boca de Copa Libertadores

Un funcionario público renunció a su cargo debido a los incidentes del pasado sábado y que evitaron la realización del partido

Por: Hugo Avalos

Tras el papelón por los incidentes provocados en la previa de la final entre River y Boca por la Copa Libertadores, Martín Ocampo, ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, renunció a su cargo. Era uno de los principales encargados de garantizar la seguridad del partido.

Pese a que lo habían ratificado en su cargo ayer, Ocampo tomó la decisión tras el triste episodio donde hinchas de River arrojaron diferentes objetos contra el micro del plantel de Boca. Esto provocó que algunos jugadores resultaran heridos, entre ellos Pablo Pérez, quien sufrió graves lesiones en uno de sus ojos.

A raíz de esta renuncia, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli tomará su lugar. Casualmente, este político, es hijo de un ex presidente de River, Hugo Santilli, quien durante su mandato entre 1983 y 1989, logró darle al club el título de la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1986.

Diego Santilli ocupará el cargo de Martín Ocampo

En rueda de prensa, este lunes, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, había negado supuestas internas con Ocampo, pese a que en el último tiempo existieron varios cruces entre ambas administraciones.

Cabe recordar que el ahora ex ministro Ocampo tiene una fuerte relación con Daniel Angelici, de hecho uno de los hijos del funcionario público es ahijado del presidente de Boca.

Noticias Relacionadas