Boca empató ante Palmeiras y hay final superclásica en la Libertadores

Benedetto terminó por liquidar la serie con el 2-2 en San Pablo y, de esta manera, habrá Boca-River en la final del certamen continental

Por: Pasion Fútbol

Boca es finalista de la Copa Libertadores 2018, luego del empate 2-2 ante Palmeiras en el Allianz Parque por el partido de vuelta. Ramón Wanchope Ábila y Darío Benedetto convirtieron para el Xeneize, mientras que Luan y Gustavo Gómez, de penal, lo hicieron para el Verdao.

Duelo emocionante en San Pablo porque el VAR fue protagonista en un primer tiempo tranquilo para los de Barros Schelotto. La arremetida de los de Luiz Felipe Scolari llegó en el segundo tiempo, generando sobresaltos inesperados para el visitante. Entró Benedetto, el hombre de la serie, y liquidó las acciones.

Los primeros minutos del partido fueron los más emocionantes de la serie. Es que Palmeiras quería llevarse por delante y, a los 10 minutos, convertía un gol que podía generarle serios problemas a Boca. Sin embargo, el tanto de Bruno Henrique fue anulado por el VAR debido a un offside en el comienzo de la jugada de Deyverson.

Era un aviso para el conjunto de Guillermo Barros Schelotto (hoy, su hermano Gustavo es el DT por su suspensión) que, de todas formas, poco a poco se fue acomodando en el encuentro. Empezó a incomodar a un equipo brasileño que empezaba a mostrar signos de desesperación por tanto pelotazo frontal.

Boca comenzaba a insinuar peligro. Primero, a los 15 minutos, Pavón entró solo y habilitado al área, intentó cruzar el remate, pero la pelota se fue afuera. Tres minutos más tarde, llegaría la apertura del marcador. Una pelota al costado dejó a Villa con el carril libre para llegar al fondo y meter el centro por lo bajo para Ábila que, en el área chica, definió solo para el 1-0.

El gol obligaba a Palmeiras a convertir cuatro goles para tratar de doblegar al Xeneize. Tras el tanto de Wanchope, los brasileños entraron en la desesperación, pero generaban peligro. Rossi salvó en más de una ocasión lo que hubiese sido el descuento.

En la segunda parte, los argentinos se quedaron y los errores en el fondo le iban a causar varios sustos. Primero, a los nueve minutos, tras una jugada de pelota parada, apareció Luan solo para definir entre las piernas de Rossi y poner el 1-1. Magallán no salió rápido y habilitó al defensor del Verdao.

Seis minutos más tarde, un mal despeje de Olaza obligó a Izquierdoz a retroceder rápido, pero terminó por llevarse puesto a Dudú. Roldán cobró penal y Gustavo Gómez convirtió para el 2-1.

Se le venía la noche a Boca. El empuje de Palmeiras comenzaba a preocupar a un equipo que había hecho todo bien en el primer tiempo, pero que se durmió en el segundo. Para colmo, entró el colombiano Borja, quien le dio otro susto. En el área chica, se perdió solo el tercero, de carambola.

Gustavo metió mano en el equipo. Sacó a Ábila para meter a Benedetto, quien, iluminado tras su gran actuación en el partido de ida, iba a traer la calma. A los 25 minutos, un pase de Pablo Pérez, lo encontró al Pipa que remató cruzado para el empate 2-2.

Los ánimos de los de San Pablo cayeron con el tanto del delantero argentino. El partido cayó en un pozo, conveniente para los de azul y oro que tranquilizaron las acciones. Los ingresos de Zárate (clavó un tiro libre en el travesaño) y Gago terminaron por dormir el encuentro.

De esta forma, Boca está en la final de la Copa Libertadores 2018 y enfrentará a River la próxima semana en La Bombonera por el partido de ida. Final Superclásica.

Noticias Relacionadas