La categoría de Inter fue demasiado para el Aurich

Tenía que revertir la pobre imagen que habían dejado Fluminense y Vasco en sus presentaciones por la Fase de Grupos. Ya había dejado en claro ante Once Caldas en la Primera Fase que tiene la experiencia, el talento y el plantel para volver a animar una Copa Santander Libertadores que lo tiene entre sus máximos candidatos. Internacional salió desde el minuto uno con la intención de plasmar en el campo su mayor jerarquía que Juan Aurich y no dejó dudas al imponerse 2 a 0. Anoten a un candidato de fierro...

Con la conducción de D'Alessandro y los destellos de talento del sutil Dagoberto, el equipo gaúcho tomo rápido las riendas de un partido que le presentó resistencia hasta el minuto 23, cuando Oscar abrió el marcador, batiendo la resistencia del arquero Diego Penny. A partir del 1-0, todo fue para el local que tuvo la paciencia necesaria para esperar alguna desconexión en la defensa visitante.

Y cuando parecía que el Aurich le había encontrado la vuelta al ataque brasileño llegó la expulsión de César Ortiz, por doble amarilla, y le trastocó los papeles del entrenador colombiano Umaña. Ya en el complemento, el Inter buscó la tranquilidad en el marcador aprovechando el hombre de más y las bandas. Pero con un Leandro Damiao extrañamente errático en la definición la ventaja no se estiraba.

El gol estaba en el banco en los pies del argentino Jesús Dátolo. El flamante refuerzo aprovechó un rebote en el área y fusiló a Penny para sentenciar la historia. Una historia que mostró los pergaminos de un Inter que quiere recuperar la corona que perdió el año pasado. Virtudes le sobran.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy