The Strongest venció a Juan Aurich y es líder con puntaje ideal

The Strongest es, definitivamente y al menos como lo indica la tabla hasta el momento, el más fuerte. Así lo insinuó en la agónica victoria ante Santos en su primera presentación. Y así lo ratificó en la importante victoria que consiguió por 2 a 1 ante Juan Aurich en el Hernando Siles de La Paz. Por eso, los bolivianos son, al presente, los más fuertes del grupo, lideran con puntaje ideal y se perfilan como un hueso duro de roer.

Hasta los 23 minutos de partido, el juego estaba en plena maduración y ninguno de los dos equipos había pasado de las insinuaciones, más allá de algunos remates de media distancia sin demasiado peligro. Entonces llegó el desnivel. Un tiro libre de 40 metros enviado por John Valencia se dirigía al medio del arco a media altura, donde estaba ubicado Daniel Vaca. El balón parecía controlado, pero al arquero se le escurrió primero entre las manos y luego pasó entre sus piernas para coronar el blooper que derivó en el gol de Juan Aurich.

Se abrió el partido entonces. Y se abrió más porque el local no tardó en reaccionar. Apenas tres minutos más tarde, Nelvin Soliz envió un preciso pase frontal para Sebastián González, que recibió de pecho y de media vuelta estableció el empate. El partido ganó en dinámica. Con el impulso de haber podido marcar, ambos se animaron a jugar un poco más. Los bolivianos fueron más profundos sobre el cierre de la primera etapa y estuvieron cerca de desnivelar, pero Diego Penny, apoyado en la zaga defensiva, respondió con seguridad.

El complemento se desarrolló sin muchas emociones hasta los 15 minutos finales. Hasta ese lapso, los locales buscaron con tibieza, sin mucha determinación, ante la paulatina conformidad de la visita, que a medida que pasaban los minutos cada vez se sentía más a gusto con la igualdad. Pero Pablo Escobar, la figura de la cancha, tenía otros planes. Por eso, a los 31, encaró en velocidad desde tres cuartos de cancha y remató esquinado contra el palo izquierdo de Penny para permitir el desahogo en la altura de La Paz.

Lejos de replegarse, los Atigrados siguieron buscando el arco de enfrente. Pudieron estirar diferencias, pero también pudieron sufrir el empate en algún contragolpe. No fue ni una cosa ni la otra y The Strongest, al cabo, festejó.

El desafío de The Strongest, que jugó los dos partidos como local, será ver si puede responder con la misma solvencia fuera de casa. Por lo pronto, los bolivianos demostraron que están preparados para pelear la clasificación hasta el final.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy