Emelec protagonizó una hazaña ante Flamengo y sueña con Octavos

Apasionante, dramática e inolvidable jornada de Copa Santander Libertadores se vivió hoy en el estadio George Capwell de Emelec, en donde por el Grupo 2, el local, que siempre estuvo en desventaja, terminó derrotando a modo de hazaña a Flamengo por 3 a 2 al minuto 89’, y de esa manera alimentó sus posibilidades de acceder a Octavos de final.

En un ambiente de alta tensión impuesto por la parcialidad eléctrica, Emelec y Flamengo saltaban al campo en medio de opuestas y muy marcadas realidades.

De emociones tempranas se trató la cuestión. Apenas iban 7 minutos cuando tras un tiro de esquina mal ejecutado por el local, fue utilizado y protagonizado en réplica por parte de Júnior César, Bottinelli, Wagner Love, Deivid y Leo Moura, autores de un contrataque de libro, que terminó en gol de Moura, para apagar temporalmente la chispa azul.

El partido se jugaba a todo ritmo, la pausa la establecían los tiros libres y saques de banda, la mitad de cancha era una zona de transición y la presión de ambos obligaba a jugar a dos toques, reduciendo cualquier tipo de individualidad propuesta por Flamengo.

De tanto ir por el empate, a los 33, el héroe de la noche, Luciano Figueroa, aprovechó un tiro de esquina esta vez bien lanzado por Giménez desde la izquierda, le sacó algo más de medio metro en el salto a su marca, el central Wellington, cambiándola de palo e inflando las redes de la ilusión y recuperación.

Sin embargo, en una incursión por izquierda de Júnior César, que tuvo como asistente a Ronaldinho, el lateral llegó a línea de fondo, y centró de perfecta manera para el anticipo de Deivid en el primer palo, a tan sólo 3 minutos para el final del primer tiempo.

La propuesta del local no varió en nada iniciada la segunda mitad, de hecho, pese a ir perdiendo, siempre estuvo cerca del empate y muchas veces lo mereció.

Las brillantes intervenciones de Felipe, portero del Mengao, fueron la que imposibilitaron a Emelec de ganar por más goles. Pero el destino ubicó a Figueroa como actor principal de una película que bien supo interpretar.

A falta de 7 minutos, un gran centro desde la derecha del capitán Quiñónez, fue aprovechado por la calva cabeza de Figueroa que establecía la igualdad en un marco deslumbrante.
El aroma a hazaña se impregnaba cada vez más al olfato de los milagros, los antecedentes sufridos por Flamengo lo hacían aún más poderosos (ganaba 3 a 0 a Olimpia y se lo igualaron en 15’), hecho que finalmente se dio por consumado.

El partido moría en empate, pero una imprudencia de Willians dentro del área sobre Mondaíni, terminó en penal y posterior gol del joven Fernando Gaibor, que tuvo una desafiante lección con la grandeza, y la aprobó de la mejor manera, agarrando la pelota y metiéndola dentro del arco.

Fue un partido espectacular, que entre otras cosas colocó en Octavos de Final a Lanús, que a falta de tres puntos por disputar, se vio beneficiado por la derrota del Mengao.
El Grupo quedó con Lanús líder y clasificado con 10 puntos, Olimpia segundo con 7, Emelec tercero con 6 y Flamengo último con 5.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy