INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Boca recuperó la sonrisa ante Arsenal

Tenía la soga al cuello. Tras sumar un punto en las primeras dos presentaciones, Boca llegaba a Sarandí con la presión de que un nuevo paso en falso lo podía dejar con un pie y medio fuera de una Copa Santander Libertadores que a priori lo tenía como candidato. Por eso, y a pesar de que el partido comenzó de la peor manera con el gol en contra de Clemente Rodríguez, el campeón del fútbol argentino tuvo que sacar su estirpe copera para dar vuelta la historia y llevarse un triunfo por 2 a 1 que le da el aire suficiente para volver a creer en sus posibilidades. 

Tras casi un año sin perder, el Xeneize había sumado dos derrotas en cuatro días (ante Fluminense por la Copa y frente a Independiente por el Torneo local), por lo que llegaba al Sur del Gran Buenos Aires con la moral en baja. Y encima los dirigidos por Gustavo Alfaro se empeñaron en hacerle todo más cuesta arriba a la visita con una presión que dejó en evidencia a un Boca desconcertado. Con el colombiano Carbonero por derecha y Aguirre por izquierda, Arsenal obligaba a la defensa visitante a meterse cada vez más atrás y dejar espacios que Leguizamón y Zelaya supieron aprovechar. 

Si todo estaba oscuro para los de Falcioni, eso empeoró cuando a los 9 minutos, un centro desde la izquierda obligó a Clemente Rodríguez a cerrar por su sector, con la mala suerte de que el lateral pifió la pelota y la colocó contra el palo de Orion para poner en ventaja al local. El candidato del grupo estaba en desventaja y con grandes chances de quedarse casi afuera de la lucha por el boleto a los octavos de final. Pero la Libertadores tiene equipos con mística y Boca es uno de ellos. Por eso, cuando peor la pasaba, llegó el empate a través de Mouche. El primer tiempo terminó siendo barato para el seis veces campeón del continente. 

En el complemento el desarrollo comenzó siendo el mismo que el final del primero: Arsenal atacando y Boca sin encontrar el rumbo. Pero con el correr de los minutos el local ya no sostenía la presión y apuntaba a una contra de Leguizamón. Con Riquelme como bandera, la visita fue tomando protagonismo y fue un relevo el que le terminó dando la victoria. Pablo Ledesma, que minutos antes había reemplazado a Rivero, aprovechó un gran centro de Clemente Rodríguez para sentenciar a Campestrini y darle a su equipo un triunfo clave. El 2-1 no lo privó de sufrir al visitante, porque en una de las últimas el propio Luciano Leguizamón se perdió un gol increíble al estar solo bajo el arco y con Orion ya vencido. Parecía que la suerte estaba del lado de Boca, la misma que siete días antes le fue esquiva ante Fluminense...

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.