INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Boca hizo su trabajo ante Zamora pero culminó segundo

A priori era un partido muy tranquilo para Boca, de esos que sirven para levantar el autoestima y relajar tensiones en un torneo tan díficil como la Copa Santander Libertadores. Pero lejos de estar definido de entrada al campeón del fútbol argentino le costó casi 70 minutos poder romper el cerrojo del humilde Zamora y así poder aspirar a ser primero del Grupo 4. Luego llegó el lapidario 2-0 con la definición de Riquelme y se acabaron las dudas para el seis veces monarca del torneo. Sin embargo, la victoria de Fluminense le imposibilitó al Xeneize quedar en la cima y debió conformarse con ser el mejor de los segundos.

La historia comenzó como se esperaba, con un local yendo en busca de una ventaja tempranera que le de más espacios y tranquilidad, ante un conjunto venezolano que tenía la meta de esperar bien plantado a su rival y salir de contra. Y el libreto fue mucho más parecido a lo que quiso el Zamora que a lo que planteó Boca. Porque el orden defensivo de los blanquinegros le quitó espacios el Xeneize y lo privó de dejar a sus delanteros mano a mano con el seguro arquero Forero. Es más, en la primera media hora la más clara estuvo en los pies del talentoso Torres, quien increíblemente disparó elevado un balón que le quedó enfrente del arco defendido por el uruguayo Sebastián Sosa. 

Así se fue el primer tiempo, con un Boca más pendiente de lo que pasaba en Sarandí entre Arsenal y Fluminense y con un deficiente juego que le impedía sacar la ventaja para soñar con la cima del Grupo 4. El reloj corría y el local no podía sacar ventajas hasta que en el minuto 22 apareció Sergio Araujo pivoteando una pelota con la mano para habilitar a Blandi, quien sin piedad fusiló a Forero y terminó con la resistencia venezolana. Una resistencia que ya no fue la misma, y que permitió a Juan Román Riquelme sentenciar la historia a los 30. 

El resto del encuentro la historia se centró en las radios que traían la información del partido que se jugaba en Sarandí. Un encuentro que, con el empate transitorio de Arsenal, lo tuvo como líder de la zona a Boca pero que en la última del partido, y gracias a un cabezazo de Rafael Moura, terminó con victoria de Fluminense y sellando el primer puesto de la general. Zamora se despide del torneo con un punto (aquel empate en el debut ante el propio Boca) y sin haber anotado siquiera un gol (igualó la marca de su compatriota Deportivo Táchira en 1980), mientras que Boca seguramente se cruzará con Unión Española en los octavos de final.  

 

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.