Alianza Lima volvió a sonreir en la Libertadores y se mete en la lucha

Cuando un Club atraviesa un momento negativo, desde lo dirigencial y futbolístico, suele sufrir la falta de rendimiento, concentración y confianza entre otros factores. Resulta muy difícil para los futbolistas abstraerse de dichas problemáticas, pero a su vez existe el método de ayuda y esperanza, el que ofrecen los triunfos.

No importaba mucho la forma, menos el resultado. Alianza no había ganado un solo partido oficial en lo que iba del año 2012, motivo por el cual le urgía volver a sentir el dulce sabor de la victoria, ese que anula a los momentos amargos, ese que sus hinchas tanto extrañaban y que hoy finalmente volvieron a sentir. 

Alianza Lima venció 1 a 0 a Nacional de Montevideo, con gol marcado por intermedio de José Carlos Fernández a los 16 minutos de la primera parte, y de esta manera consiguió sus primeros tres puntos en el Grupo 5 de la Libertadores, que lo ubican con igual cantidad de puntos que el segundo (Vasco da Gama) y el tercero (Nacional) con 3 unidades, pero que por diferencia de gol se ubica en la última posición. El líder es Libertad con seis.

Primera mitad marcada por la paridad de ambos, que fue la consecuente de que ninguno pudiese hacerse del control de las acciones. Sin embargo al minuto 16, Johnnier Montaño, el crack aliancista, que jugó su último partido con el equipo, capitalizó una brillante jugada que terminó en pase a la cabeza (centro) para José Carlos Fernández, que cabeceó venciendo la resistencia de Leandro Burián y haciendo estallar al grito de gol a los casi 40000 fanáticos que acompañaron a su equipo.

Nacional, que había saltado al campo con tres delanteros, poniendo de manifiesto la propuesta que perseguía su entrenador Marcelo Gallardo, tomó el gol rival como una suerte de despertador. A partir de ese momento, los tricolores fueron a buscar la igualdad regalando parte de su mejor repertorio, protagonizado por Tabaré Viudez y Vicente Sánchez en ofensiva y el prolijo trabajo defensivo liderado por Rolín.
Pero hoy tenía que ganar Alianza, y en eso colaboraron Israel Damonte y Diego Placente, que durante la segunda mitad fueron expulsados a los 14 y 26 respectivamente, para allanar el camino de un equipo que pese a contar con dos futbolistas más, nunca pudo cerrar un partido dramático que estuvo a tiro del empate hasta el final.

Los tricolores realizaron un esfuerzo enorme para conseguir la igualdad, en cierto modo hasta lo merecieron, sino pregúntenle a Santiago Romero, quien probablemente no duerma esta noche, luego de fallar un gol increíble a metros del arco y con el golero vencido.

Alianza en tanto se cansó de dilapidar opciones de gol, la sensación que transmitía el equipo era de tranquilidad y nerviosismo al mismo tiempo, ocasionada por la superioridad numérica y falta de conversión, que terminó siendo parte del epílogo del final.

La mención para Johnnier Montaño, José Carlos Fernández y demás jugadores que fueron a abrazarse con el entrenador José Soto para festejar el gol. Alianza está unido en un mundo de diferencias, del que sabe podrá sobrevivir si se mantiene al margen de la nube gris que lo venía acechando.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy