La jerarquía de Corinthians fue mucho para Nacional de Paraguay

Corinthians envió un mensaje. No sólo sumó su primera victoria en la fase de grupos, sino que dejó entrever que no será fácil de vencer en el Pacaembú. Con momentos de fútbol y predisposición ofensiva full time,  derrotó a Nacional de Paraguay por 2-0 y se sumó a la lucha del Grupo 6 de la Copa Santander Libnertadores, que continúa liderando Cruz Azul con 6 puntos, seguido por los brasileños (4), Deportivo Táchira (1) y Nacional (0).

No hubo que esperar más de un par de minutos para saber en qué porción del terreno se jugaría la mayor parte del partido. Porque Corinthians buscó la ventaja desde el primer minuto, ante un Nacional que intentaba no replegarse demasiado al tiempo que luchaba infructuosamente por tener la pelota y hacer uso de sus recursos.

El equipo brasileño intentó atacar con claridad. Con la subida de los laterales, el arribo de los volantes y la movilidad de los delanteros para generar espacios, buscó ingresando por las bandas, tocando por adentro y con remates de media distancia. Nacional, mientras tanto, resistía. Doblaba marcas y multiplicaba esfuerzos individuales para que no se resienta la estructura colectiva.

Hasta los 38 minutos, el plan de la visita se venía cumpliendo: mantener el arco en cero. Pero en el aire y en las situaciones ya se avecinaba la primera ventaja. Entonces en el enésimo ataque timao, Ignacio Don dejó un rebote al borde del área chica y Danilo no lo perdonó. Así, el local encontró el gol que abrió el partido y se fue al descanso con la ventaja, ante un rival que ni siquiera lo inquietó.

El local siguió con la posesión en el complemento. Parecía no poder traducir ese dominio en llegadas de riesgo, pero la apariencia se desvaneció en el minuto 22. Edenilson construyó una apilada por la banda derecha y envió un centro preciso, al corazón del área, que Jorge Henrique, a la carrera, empujó de pecho al fondo del arco.

No hubo más acciones que estuvieran cerca de terminar en gol hasta el final. Nacional ensayó sus últimos manotazos de ahogado, pero no llegó a preocupar a Julio Cesar. Corinthians nunca dejó de atacar, pero con la ventaja lograda, el asunto ya estaba concluida.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy