Deportivo Táchira y Nacional de Paraguay tienen un pie afuera de la Libertadores

En una jornada marcada por la intensa lluvia que acechó las inmediaciones del estadio Pueblo Nuevo, el local Deportivo Táchira y Nacional de Paraguay, igualaron en cero, finiquitando tal vez las posibilidades de ambos, de acceder a la siguiente ronda de la Copa Santander Libertadores.

Un primer tiempo en el que al igual que durante el segundo, los protagonistas vieron perjudicado su juego como consecuencia de la cantidad de agua que afectó diversos sectores del campo, provocando un fútbol más caracterizado por los errores que los méritos propios, pero que de cualquier manera mostró a un Táchira controlador y agresivo, que dominaba pero no lograba atravesar el cerrojo defensivo paraguayo.

Nacional por su parte se hacía de contragolpes, siempre comandados por la amenaza constante de Germán Cano y la prestancia solidaria de Texeira, atacantes que trabajaron mucho pero que no consiguieron poner en peligro a la defensa liderada por Gerson Chacón y menos al arco bien custodiado por Rivas.

La ansiedad por parte de ambos, al ver que el tiempo transcurría y con él la posibilidad de seguir soñando con la clasificación, fue el complemento perfecto para una lluvia que no permitía jugar, y que pese a la buena fe en cada cruce de piernas, venezolanos y paraguayos terminaron chocando con sus propias limitaciones.

No se observó un buen partido a nivel grupal por parte de ninguno de los dos, pero siempre hay puntos individuales para rescatar. En Táchira la prestancia, habilidad y por sobre todo las ganas que Cásseres y Villafraz le pusieron al ataque. En Nacional, la solidaridad de Cano y Texeira en ofensiva y liderazgo de Caniza en defensa, salientes de su equipo.

Tal vez la jugada más polémica fue un supuesto penal no sancionado al elenco local, tras una arremetida en la que Cásseres supera al defensa guaraní y al momento de definir cara a cara con el portero es empujado por su marcador.

La más clara para la visita estuvo en los pies del brasileño Rodrigo Texeira, quien a falta de 2 minutos, hizo estallar el travesaño de Rivas con un potente tiro libre que bien pudo haber terminado inflando una red que se movió únicamente al ritmo del viento y la lluvia.

De esta manera, con el empate, Táchira y Nacional allanaron el camino a octavos de Corinthians (líder con 8) y Cruz Azul (segundo con 7), quedando con 2 y 4 unidades respectivamente, a falta de seis puntos por jugar.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy