Deportivo Quito golpeó justo y goleó a Vélez en la altura

¿Hay algo que pueda producir mayor golpe de nocuat que recibir dos goles en tres minutos? Cuesta elaborar una respuesta para concluir en forma positiva, pero Vélez lo padeció esta noche en Ecuador. En definitita, la conclusión es que sí. Porque Deportivo Quito marcó en el último minuto del primer tiempo y a los dos del complemento para cambiar por completo el rumbo de un partido que prometía otra cosa. Así, el local cerró el partido con una victoria por 3 a 0 que le permite sumar su primera victoria en la Copa, quitarle el invicto a su derrotado y trepar a la segunda posisción del grupo 7 de la Copa Santander Libertadores con 4 puntos. Ahora, los argentinos mandan con 7, le siguen los ecuatorianos, Defensor Sporting tiene 3 y Chivas, 1, estos dos últimos con un partido menos.

Se estudiaron en los primeros minutos. Deportivo Quito buscaba por dónde generarle peligro a Vélez, que a su vez se las arreglaba y muy bien para no sólo hacer pie, sino neutralizar el juego en la mitad de la cancha y plantear el partido lejos del arco de Marcelo Barovero.

Pero se sabe, el Fortín posee recursos como para no limitarse únicamente a que no lo lastimen, sino para hacer daño. Así, con muestras de la solidez habitual y la pelota al ras del piso, casi golpea al dueño de casa. Y en ambas acciones el protagonista fue el mismo: Federico Insúa. Primero, a través de un derechazo al segundo palo que Marcelo Elizaga desvió al corner. Luego, la más clara del partido hasta la jugada del gol, con un cabezazo tras un centro de Alejandro Cabral que Giovanny Espinoza despejó en la la línea.

Lo tenía controlado el conjunto argentino. Estaba bien plantado y llegaba con claridad. Pero en la última jugada de la primera etapa, ya en tiempo de descuento, un pelotazo profundo a Matías Alustiza derivó en penal por un empujón de Sebastián Domínguez. El árbitro no dudó y pitó, pero dio toda la sensación de que el contacto no dejó de ser uno de los tantos que ocurren durante un partido. El mismo delantero cambió el remate por gol y así se fueron los primeros 45 minutos.

Todo lo que pudo haber charlado Vélez en el entretiempo comenzó a desintegrarse apenas a los 2 minutos del complemento. Porque tras un corner y una mala salida de Barovero, Fidel Martínez, de cabeza, amplió la ventaja ante un rival que quedó atónito.

Con la ventaja, el local intentó llevarse por delante a su rival. Vélez resistió el embate y en medio de su desconcierto, buscó variantes en el banco: adentro Lucas Pratto, afuera Fabián Cubero y a sumar hombres y situaciones en ataque. El escenario no cambió de todos modos y la visita, volcado al ataque, liberó espacios defensivos que el Deportivo no desaprovechó. Así, a los 25, Luis Saritama señaló el 3-0 definitivo.

No ocurrió mucho más a partir de entonces. Quito se ocupó de cuidar la ventaja, ante un Vélez que a medida que pasaban los minutos iba comprendiendo que revertir el resultado no iba a ser posible.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy