Inter no aprovechó su chance ante Fluminense y la serie está abierta

Habrá que esperar dos semanas para saber cuál será el valor real del penal que Diego Cavalieri le contuvo a Jesús Dátolo. Porque si bien esa acción le permitió a Fluminense conservar un gran empate en condición de visitante, lo cierto es que también, con este 0-0 en el Beira Río, cualquier igualdad en la que haya goles le servirá a Inter para continuar en el torneo. Así, con la serie abierta, ambos volverán a verse las caras el 10 del mes que viene para definir quién se queda con esta apasionante llave de octavos de final de la Copa Santander Libertadores.

En el análisis global puede concluirse que a partir de las capacidades futbolísticas de ambos, uno y otro quedaron en deuda. Es verdad que los dos equipos animaron un buen espectáculo desde el inicio, pero al vértigo desarrollado le faltó claridad para arribar a las áreas con peligro. Así y todo, la dinámica del juego convirtió al partido en un ida y vuelta entretenido, en el que la falta ideas se compensó con la entrega.

El inicio del complemento mostró lo más claro de un equipo sobre otro en el partido. Porque durante los primeros veinte minutos arrinconó a su rival contra su arco y obligó a la buena respuesta de Cavalieri. Entonces llegó la jugada más importante del partido: el penal que no pudo cambiar por gol el volante argentino.

Al golpe anímico, Fluminense intentó complementarlo con presencia en el campo contrario. Pero a esa insistencia le faltó consistencia y sus ataques entre que se diluyeron y encontraron a un seguro Muriel. Los minutos se consumieron sin que ninguno haya ofrecido recursos como para llevarse el partido. Tras el final, quedó la incógnita. 90 minutos por delante en los que está todo por definirse.

 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy