INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Emelec mereció más pero chocó con las manos de Cassio

Si en un partido la figura es el arquero queda claro como fue el desarrollo del mismo. Eso fue lo que aconteció en Guayaquil, en el empate en cero entre Emelec y Corinthians. El local buscó, sin muchas ideas y fútbol, pero cuando no chocó con la solida defensa brasileña se encontró con la seguridad de un Cassio que ahogó cada uno de los intentos ecuatorianos. La vuelta será en siete días en el Pacaembú y ahí se definirá la historia.

El encuentro mostró las posturas desde que el colombiano Buitrago pitó el comienzo del partido: un local con la tenencia de la pelota, y dispuesto a tomar la iniciativa, y un Timao agasapado en su campo preocupado más en controlar que en atacar. Pero tener la intención de ir en busca de la victoria no es lo mismo que generar peligro en el arco rival. Lo mostró el equipo de Marcelo Fleitas en casi todo el partido, porque tapado en las bandas por la férrea defensa de la visita abusó de los pelotas frontales en busca de los delanteros.

Sin circuito de juego los ecuatorianos le facilitaron la tarea a un equipo brasileño que demostró por qué es el único invicto que queda en la presente Libertadores. Y encima cuando lograban franquear la defensa rival se encontraron con las manos de la figura de la cancha: Cassio. El arquero, que es titular tras la eliminación de su equipo del Torneo Paulista, siempre hizo lo que le pidió la jugada y se tornó en una barrera imposible de batir.

En el complemento, Corinthians se quedó con diez por la doble amonestación de Jorge Henrique y se retrasó aún más cerca de su área. Pero, a diferencia del primer tiempo, Emelec tuvo más juego gracias a las entradas de Mera y Vera, y complicó por los costados. Pero los minutos pasaban y el gol no llegaba. Por el arquero, por la deficiente puntería de sus jugadores o por el travesaño (que salvó a Cassio en un gran remate de Valencia). Y no iba a llegar nunca. Es más, casi lo pierde en la única de la visita cuando Emerson obligó a Dreer a estirarse para evitar un gol que era lapidario para las aspiraciones de los eléctricos. Aspiraciones que ambos definirán dentro de una semana en el Pacaembú. Todo está por decidirse...

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.