INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

Libertad fue mucho más que Cruz Azul y está entre los ocho mejores

Muchas veces en el fútbol no gana el que a la priori tiene mejores jugadores. Tampoco el que tiene más dinero para afrontar el desafío. El que sí, casi siempre, se lleva la victoria es el equipo que es más fuerte de la cabeza, porque desde ahí puede doblegar a un rival en todos los aspectos de un partido. Eso fue lo que sucedió en el estadio Nicolás Leoz de Asunción, donde Libertad le dio una verdadera demostración de fútbol al ganarle 2-0 a un Cruz Azul, que fue un equipo vacío, sin aspiraciones de meterse entre los ocho mejores de la Copa Santander Libertadores. 

Desde el minuto 1 se vio que el local iba a ser encargado de imponer las reglas en el partido. Sostenidos en una granítica defensa, un doble cinco -compuesto por Cáceres y Aquino- impasable a la hora de cortar y muy prolijo para distribuir, y unos delanteros punzantes los paraguayos borraron de la cancha a unos mexicanos que lejos estuvieron de ser el equipo que necesitaba un gol para tratar de no quedar eliminado.  Y a los nueve tuvieron su rápida recompensa por intermedio del pequeño delantero José Ariel Núñez. 

La 'Máquina Cementera' no sólo que no reaccionó, sino que además no se fue goleado de Paraguay por la enorme tarea de su arquero Jesús Corona. Mal en defensa, inexistente en el mediocampo y flaco en la ofensiva los azules no inquietaron a un Rodrigo Muñoz que pareció un espectador más del espectáculo. El único aspecto a mejorar del equipo dirigido por el argentino Jorge Luis Burruchaga fue la definición. Una definición que le impidió llevarse al vestuario una ventaja más acorde al desarrollo.

Quienes pensaron que en el complemento iba a salir a flote el amor propio mexicano se equivocaron. El gumarelo siguió acechando a su rival hasta definir la serie con un cabezazo del Topo Cáceres. El tiempo que quedaba en el partido, ¡41 minutos!, estuvo de más. La tónica fue la misma, con Libertad más hambriento por liquidar el partido que Cruz Azul por apelar a la heróica. Ahora, en cuartos de final, los paraguayos esperan por el ganador de la serie entre Universidad de Chile (1)- Deportivo Quito (4). 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.