Vasco da Gama no pudo con un Corinthians sólido, que tuvo como figura a Cássio

Quienes observaron el partido que Vasco Da Gama y Corinthians igualaron en cero por la ida de los Cuartos de final de la Copa Santander Libertadores, desarrollado en el Sao Januario, casa de Vasco, probablemente coincidirán en que la cancha, el mal estado del campo producto de las fuertes lluvias, fue el que se impuso a las propuestas de dos equipos que intentaron jugar por el piso, y que pese a contar con oportunidades manifiestas de gol, nunca lograron capitalizarlas.

El inicio del partido fue tan intenso como la lluvia que azotaba Río de Janeiro. Eder Luis por el lado de Vasco y Emerson, por Corinthians, fueron quienes encabezaron los ideales ofensivos, que surgían más como consecuencia de imprecisiones que otra cosa, pese a que la iniciativa era siempre jugar e intentar controlar las acciones de un encuentro que nunca tuvo dueño.

La segunda mitad fue sin lugar a dudas el período del cotejo más apasionante, Fernando Prass, guardameta de Vasco, protagonizó una de las atajadas más espectaculares en lo que va del certamen, sacando con su pierna derecha un cabezazo a quemarropa de Jorge Henrique, en la que fue la opción más certera de gol que tuvo el Timao.

Vasco respondió desde la vertiginosidad de Eder Luís, en coparticipación con Juninho y un inspirado Diego Souza, que lentamente fueron haciendo figura del partido al joven Cássio, dueño de los tres palos de un Corinthians que sigue siendo el equipo que menos goles recibió de la edición, apenas 2.

Los minutos transcurrían y la cancha empezaba a jugar su papel, las piernas cansadas de los jugadores fueron apagando en conjunto con la lluvia lo que quedaba de las llamas de un fuego que terminó sentenciando un empate a cero que deja a los dos equipos en igualdad de condiciones.

La vuelta se producirá el próximo 23 de mayo en Sao Paulo, más precisamente en el Estadio Pacamebú.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy