INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

U. de Chile celebró sus 85 años con el pase a semifinales frente a Libertad

 La Copa Santander Libertadores es para muchos el torneo más apasionante y dramático del mundo, veredicto que se encargaron de dejar bien en alto Universidad de Chile y Libertad, protagonistas de un recital de fútbol que tuvo como ganador a un ballet azul al que le tocó bailar con un dignísimo equipo paraguayo que siempre lo tuvo en jaque, pero que tras la igualdad 1 a 1 (2-2 en el global), fue más efectivo en los penales y consiguió el pase a semifinales por cuarta vez en su historia. Lo espera Boca Juniors.

La previa colocaba como claro favorito al elenco dirigido por Jorge Sampaoli, que llegaba al partido revancha con ventaja, ya que había logrado un empate a uno siete días atrás en Paraguay, situación que obligaba a los Gumarelos a salir a buscar como mínimo un gol, tarea para nada sencilla ante un equipo que hasta anoche había ganado los cuatro partidos que había disputado de local.

La U. de Chile es dueño de un estilo de juego reconocido, es un equipo que no sabe especular, cuyas armas exitosas se basan en el juego vertical, en el coraje y la abundante presión, factores que generalmente se imponen a la hora de proponer, pero que en esta jornada se vieron bien reducidos por Libertad, que se encontró perdiendo 1 a 0 a los 17’, luego de un tiro libre bien ejecutado por Marcelo Díaz, en medio de un marco histórico protagonizado por casi 50.000 espectadores.

Los azules se venían de arremetida, parecía que la noche giraría en función de lo que el local dispusiera, pero nada de esto sucedió. Los de Burruchaga ajustaron las marcas, se plantaron en campo rival y de la mano de Víctor Cáceres y Hugo Ayala, abordaron un mediocampo que sirvió de apoyo para el gran trabajo ofensivo de Pablo Velázquez y José Núñez, que junto a las subidas de Luciano Civelli, hicieron tambalear en varias oportunidades a la defensa de tres jugadores que planteó Universidad de Chile.

La pelota parada fue sin dudas la protagonista de la noche. Por esa vía llegó el primer tanto y también el del empate gumarelo. Corría el minuto 22, cuando a la salida de un tiro libre, el defensa chileno Osvaldo González, en el afán de despejar la pelota, impactó de manera incómoda y terminó por descolocar al arquero Jhonny Herrera. Libertad empataba y el Nacional se silenciaba.

El inicio del complemento fue tan parejo como la serie, el discurso táctico que brindó Libertad fue por momentos inquebrantable. Los locales manejaron un poco más la posesión del balón, pero poco daño le hacía al bloque defensivo de un Libertad que apostó al contragolpe y desde la paciencia empezó a encontrarle la vuelta a un partido que pudo haber ganado en el final.

Se terminaban las acciones y con los penales al acecho, Johnny Herrera fue intérprete de tal vez la atajada más espectacular de la Copa Libertadores, un cabezazo potentísimo de Rodolfo Gamarra que tenía destino de gol, pero que encontró la mano salvadora de un Herrera que recordará siempre semejante intervención.

Ya en los penales, Hugo Ayala, de Libertad, tuvo la mala fortuna de fallar su lanzamiento, bien tapado por Johnny Herrera, y gracias a la efectividad de la U. de Chile en los disparos, que convirtió los cinco penales, se instaló en semifinales por cuarta vez en su historia, en donde lo espera Boca Juniors, que llega de eliminar a Fluminense.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.