APOYAMOS A SUAREZ

Por: Redacción Pasión Fútbol

Suárez camina hacia la puerta

La negativa a saludar a Evra ha aumentado las críticas y puesto en duda su futuro en Liverpool
 
El escándalo cruzó el océano Atlántico y la situación de Luis Suárez en Liverpool tomó un giro inesperado que podría empujarlo por la puerta, ya sea por decisión propia o de terceros, durante el próximo periodo de pases en Europa.
 
Los dueños del club de Anfield habían permanecido en silencio durante los primeros capítulos de la novela Suárez-Evra, pero la avalancha de comentarios que se desató por la decisión del uruguayo de no saludar al francés durante el juego del sábado cambió su posición.
 
El Fenway Sports Group (FSG), empresa estadounidense dueña de Liverpool y de los Boston Red Sox (de la MLB), tuvo una dura conversación con los dirigentes del club inglés, la que empujó al entrenador Kenny Dalglish y al propio Suárez a disculparse públicamente por lo ocurrido en Old Trafford.
 
 
FSG reaccionó prácticamente a pedido tras una nota de The New York Times que llamaba a los empresarios John Henry y Tom Werner a tomar cartas en el asunto. "Lo que ocurrió fue una vergüenza presenciada por televidentes alrededor de todo el mundo. Es hora v de que los líderes del Fenway Group dejen en claro cuál es la dirección que el equipo debe tomar", escribió el diario, dueño del 7,5% de FSG.
 
Henry, quien también fue bombardeado con el tema Suárez en su Twitter, fue el encargado de dirigir el diálogo con los encargados de los "Reds".
 
Con la imagen del equipo en peligro, Fenway Group empujó los dominós que le quitaron el respaldo a Dalglish y, por consecuencia, a Suárez.
 
presente Las palabras del director de Liverpool, Ian Ayre, son las que más condicionan la actualidad del delantero celeste en Anfield. "Estamos extremadamente decepcionados con él", declaró el domingo Ayre. "Ahora se ha disculpado. Sin embargo, todos tenemos el deber de manejarnos de manera responsable. Esperamos que ahora entienda lo que se espera de alguien que representa al Liverpool F.C.".
 
Sin importar si Ayre se encontraba realmente molesto o buscaba congraciarse con sus jefes, la declaración no deja dudas de que Suárez camina en hielo muy fino. Más teniendo en cuenta que Dalglish, su principal defensor durante este periodo, también ha dado un paso atrás, alineándose con su club y defendiendo su imagen, atacada por prensa y fanáticos rivales.
 
El escándalo creció a tal nivel que hasta el sponsor del Liverpool, la empresa Standard Chartered, se comunicó con el club para manifestar su molestia con lo ocurrido. Todo esto, vale recalcar, tras el desplante hecho por Suárez el sábado, no tras el fallo por presuntos insultos racistas que le costara ocho partidos de suspensión al salteño.
 
futuro. Las palabra de Alex Ferguson, quien poco menos demandó al Liverpool deshacerse de Suárez, a quien calificó como "una vergüenza" para el club, pesan fuerte en Anfield.
 
Los hinchas comienzan a considerar seriamente que el club pueda dejar ir al uruguayo en el próximo mercado de pases. Real Madrid, quien ha mostrado interés en la ficha del delantero celeste, se relame.
 
Varios sectores de la prensa, ajena a Liverpool, empujan a los "Reds" a tomar la decisión. Un columnista del amarillista "The Sun" califica a Suárez de "incontrolable", "traidor" y hasta de "sociópata". Sin llegar a esas palabras, varios otros periodistas se alinean con esa postura.
 
En Liverpool, mientras tanto, a los hinchas les cuesta aceptar la decisión de Suárez de no haber estrechado la mano de Evra. Pese a mantenerse firmes en el rincón del uruguayo, los fanáticos suplican por más fútbol y menos escándalo.
 
Suárez tendrá la primera posibilidad de comenzar a transitar ese camino el próximo domingo, cuando Liverpool reciba al Brighton de Gustavo Poyet por la quinta ronda de la FA Cup. Fútbol o valijas.
 
Las cifras
 
9 PARTIDOS de suspensión tuvo Suárez. Ocho por el caso Evra y otro por un gesto obsceno.
 
23.5 MILLONES de libras pagó Liverpool en enero de 2011 para contratar al uruguayo.
 
La mano de Evra
 
Los hinchas de Liverpool que permanecen del lado de Suárez encontraron un documento gráfico que demuestra, citando al salteño, que "no todo es lo que parece". Las imágenes revelan que Patrice Evra cambió su postura cuando le tocó el turno de saludar al uruguayo, a quien no le extendió la mano.
 
Fuente: ovaciondigital.com
 
 
 

NO IMPORTA SI SOY BOLSO, MANYA, DE LA FRANJA, VIOLETA, TODOS TENEMOS QUE ESTAR CON NUESTRO ÍDOLO Y COMPATRIOTA EN ESTA COMPLICADA SITUACIÓN

Más noticias de FANATICOS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.