Advertencia para Facundo Píriz y Gonzalo Bueno en Nacional

Por: Pablo Colmán

Dura advertencia de la dirigencia de Nacional para los dos futbolistas que en Perú, mientras el equipo estaba concentrado para el partido con Alianza, recibieron al representante en el lobby del hotel. Les dijeron que eso no puede suceder más.


La directiva de Nacional decidió en la última reunión instrumentar al gerente deportivo de la institución, Daniel Enríquez, para que les hiciera una dura advertencia a los jugadores Facundo Píriz y Gonzalo Bueno luego del suceso que se vivió en el Hotel Sheraton de Lima donde el mismo día que se jugaba con Alianza por la Santander Libertadores recibieron en el lobby a su representante Pablo Bentancur. 

Como es sabido, Nacional tiene serias diferencias con el empresario luego de lo acontecido con el juvenil Nicolás López y desde entonces las relaciones entre las partes se encuentran tensas. 

La presencia de Pablo Bentancur en el hotel donde estaban concentrando los jugadores y a pocas horas del partido generó un malestar gigante en la directiva e incluso en ese momento el dirigente Héctor Olmos fue a hablar personalmente con el representante para manifestarle que su presencia en ese momento no era bien vista. 

Dura reprimenda

El lunes, en la reunión de directiva, se escuchó a Héctor Olmos, Luis Bruno y Guillermo Pena y se terminó resolviendo que los dos futbolistas que participaron de la escena también eran culpables de la situación y se le manifestó en ese momento a Daniel Enríquez, gerente deportivo de la institución, que debía realizarles una dura reprimenda a los futbolistas para que la situación no se vuelva a repetir. En caso contrario se tomarán sanciones más duras contra los involucrados porque es una situación que la dirigencia entiende como "delicada" porque no quieren saber de nada, al menos por el momento, con Pablo Bentancur.

Corre para todos

El ultimátum también se extendió al resto del plantel al que le comunicaron que está expresamente prohibido recibir la visita de sus representantes cuando el equipo profesional se encuentra concentrado para un partido de la institución.

Si bien se entendió que ambos jugadores se vieron sorprendidos en su buena fe por la presencia de Pablo Bentancur en el lobby del hotel, en ese momento le podrían haber dicho que no lo podían recibir porque estaban concentrados para un partido de Libertadores o comunicarles a los dirigentes presentes que Pablo Bentancur quería hablar con ellos para ver qué medidas se tomaban, más a sabiendas de los problemas que hubo con el contratista en los últimos tiempos.

 

Más noticias de FANATICOS