Análisis del fútbol paraguayo en el primer semestre del 2015

Por: Hijo de Barrio Obrero

El más popular conquista su trigésima primera estrella. Por sexto año consecutivo, un equipo paraguayo disputa como mínimo los Cuartos de Final de la Copa Libertadores. El más temido equipo guaraní de los últimos años sufre una sorpresiva eliminación copera, el supuesto Rey sigue de vacaciones, y el último vice-campeón de América atraviesa un momento desafortunado.

Raudamente nos acercamos a la conclusión del primer semestre del año, y se hace una costumbre que el fútbol paraguayo deje interesantísimos datos dignos de ser repasados.

Desde la consagración de Cerro hasta la revelación de Guaraní, los invito a repasar lo mejor del fútbol paraguayo en este primer semestre del año.

Varios han sido los protagonistas, tanto a nivel nacional como internacional. Pero antes que nada empecemos por el balance de los equipos:

CERRO PORTEÑO: Un pésimo arranque de temporada que concluyó con un final feliz. Mayor recaudación y asistencia en lo que va del año, 15 partidos invicto y contando. El más grande del país por lejos.

OLIMPIA: Sigue en lo suyo, festejando empates como si fuera el fin del mundo y peleando el tercer puesto para abajo. Le siguen cobrando penales falsos, pero ya no de media cancha.

LIBERTAD: Quizá, el equipo más temido del Paraguay en los últimos años. Su eliminación copera fue sorpresiva, su participación en el Torneo Apertura irregular. Más allá de todo, el Guma volverá a estar presente en la Sudamericana.

GUARANÍ: Quinto equipo paraguayo que alcanza la instancia de cuartofinalista en la Copa Libertadores en los últimos 6 años. Podría ser el tercero en jugar una semifinal consecutiva. Un gran equipo dirigido por un gran entrenador.

SPORTIVO LUQUEÑO: Su intermitencia le prohibió pelear el torneo. Goleó a Libertad, goleó a Guaraní y masacró a Nacional, aun así el Chancón despertó tarde. En agosto juegan la Sudamericana.

SAN LORENZO: Paupérrima campaña, apenas tres victorias sobre 21 cotejos disputados.

SANTANÍ: Buen comienzo de año que no pudo solventar con regularidad. Candidatos al descenso con San Lorenzo. Se ponen algo susceptibles ante la palabra “campesino”.

NACIONAL: Penúltimo, goleado y humillado. En Barrio Obrero solo existe un grande, y es Cerro. Clara muestra de que la campaña en la Libertadores 2014 no fue más que un gran chiripazo.

SOL DE AMÉRICA: Podría terminar el torneo en la cuarta posición. Un premio grande para un equipo chico.

RUBIO ÑU: Sumó puntos para pelear el torneo de mitad de tabla para abajo y escapar de la promoción, aunque a pasos muy lentos.

GENERAL DÍAZ: Otro candidato a la promoción.

CAPIATÁ: Pisaron tierra y ya no se creen la crème de la crème luego de humillar a Boca en la Bombonera el año pasado.

EL 11 IDEAL

Compuesto en su totalidad por jugadores de Cerro y Guaraní, es una prueba fehaciente del alto rendimiento de ambos equipos en los últimos meses. En cuanto a los demás equipos, ni siquiera vale la pena mencionarlos porque no aportaron mucho.

Sin más preámbulos, el onceno ideal estaría conformado de la siguiente manera:

DIEGO BARRETO (arquero): Pese a las constantes críticas de propios y extraños, demostró más virtudes que defectos en este primer semestre del año. Con una nueva estrella en su haber, se convirtió en uno de los jugadores más ganadores en la historia de Cerro.

CARLOS BONET (lateral derecho): A sus casi 38 años, corre como si fuera un pibe. Un ejemplo de profesional. El Ciclón le renovó por uno año más.

BRUNO VALDÉZ (central): Solidez y madurez para un jugador de apenas 22 años. Gran futuro por delante, ya tuvo su primer llamamiento a la Albirroja.

VÍCTOR HUGO MARECO (central): Propone un juego lento y violento, pero efectivo en sí.

TOMÁS BARTOMEUS (lateral izquierdo): Se mandó unas cuantas “perlitas” en la campaña de Guaraní en copa, pero está incluido aquí porque no hay otro.

FIDENCIO OVIEDO (volante): Confector del mediocampo azulgrana. Líder dentro y fuera del vestuario. Luego del exilio, regresó a Cerro convertido en una especie de Andrea Pirlo. Un verdadero jugadorazo.

JULIÁN BENÍTEZ (volante): Su enorme talento en la cancha sólo se compara con su humildad fuera de ella. Un crack cuyo reconocimiento se rezagó más de lo que debía. Hizo historia con Nacional, ahora lo repite con Guaraní.

JONATHAN FABBRO (enganche): Su presencia garantiza espectáculo, y el espectador asiste sólo para tomar parte de su siguiente acto. Le dicen ‘Mago’ porque hace desaparecer la bocha y la vuelve a aparecer en la red del rival.

SERGIO DÍAZ (delantero): Un chaval endemoniado llamado a ser el sucesor del Kun Agüero. Destruyó los récords de Roque Santa Cruz y por ende humilló a Olimpia. Dicen que la Roma lo tiene atado por una buena pasta.

JOSÉ ORTIGOZA (centrodelantero): Un goleador de raza que ha viajado por el mundo demasiado tiempo como para permitirse encontrar un hogar. Cerro le dio techo, él respondió con goles. Delantero de Selección.

FEDERICO SANTANDER (centrodelantero): Un jugador extraordinario. Así de simple.

MEDALLERO DEL FÚTBOL PARAGUAYO (1er. Semestre 2015):

Asumo que alguna vez leyeron la sección de “Medallero del mes” en la mentada revista argentina El Gráfico. Bien, me tomé la molestia de confeccionar uno correspondiente al fútbol paraguayo (y agregué alguna que otra medalla más).

Y aquí lo tienen…

MEDALLA DE ORO: Cerro Porteño

Tuvo que luchar tanto en lo futbolístico como en lo extra-futbolístico para coronarse –merecidamente– como el monarca. Este campeonato va restregado en la cara de todos aquellos que coludieron contra el Ciclón, pero al final mordieron el polvo. Como siempre.

MEDALLA DE PLATA: Guaraní

Cuartofinalista de Libertadores, el Indio hizo lo más difícil: Pelear hasta el final dos torneos. Tuvo que ceder en el Apertura a fin de seguir avanzando en la copa.

El quinto equipo paraguayo diferente que disputa una instancia decisiva en Libertadores en los últimos 6 años. Claro ejemplo de la competitividad de nuestro futbol.

MEDALLA DE BRONCE: Roberto ‘Tiburón’ Torres

Asumió como interino en medio de una crisis. Desde entonces dirigió 15 partidos al mando del Ciclón, sigue invicto y con un saldo de 13 victorias y 2 empates.

Humilde, trabajador y ambicioso. Está respaldado por la directiva para continuar en el banquillo azulgrana a raíz de su loable campaña como DT.

MEDALLA DE CARTÓN: Marco Trovato (algunos le dicen TroBato)

“Olimpia peleará el Apertura…”

-Marco Trovato, enero de 2015.

El presidente de Olimpia no se cansa de dar la nota. Y al final son sus ridículas declaraciones las que quedan en la posteridad en lugar de alguna “copita de leche” o “torneo minicarga” por el cual todo olimpista, sin excepción alguna, vendería su alma al diablo con tal de volver a ganar. #EpicFail

MEDALLA DE LATA: Iván ‘Tito’ Torres

Así va la historia, a este pibe lo rajaron de Cerro por paquete. El muy rencoroso fichó por el archirrival de toda la vida pensando en despicarse del GIGANTE de Barrio Obrero, pero en vez de eso, terminó por darle la razón al hincha cerrista que lo catalogaba como un reverendo PAQUETE.

A criterio del presidente olimpista sin embargo, Tito es el “mejor volante izquierdo del fútbol paraguayo y un futuro jugador de Selección…”.

La verdad, ni lo uno ni lo otro.

MEDALLA DE GOMA: Los anti-cerristas

En nuestra rica lengua guaraní tenemos una expresión que reza: “Ho’u hule” (comiste hule).

Traducido en términos simples sugiere algo así como “cagast*”. Esta expresión es muy utilizada por los paraguayos, sobre todo para dedicársela a alguien que vehementemente esperaba algo, pero al final no le queda más opción que paladear el sinsabor de la resignación y la derrota.

Bueno, ante la consagración de Cerro, los anti-cerristas habrán comido todo el hule habido y por haber. 

Más noticias de FANATICOS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.