Antony de Ávila - Pitufo de mal agüero

Por: Emanuel Garcia

Las finales no se juegan, se ganan. Esa es la premisa que reza en la cabeza de todo jugador de fútbol cuando va a jugar una final de un campeonato. Pero como todo, a veces se gana y a veces se pierde.

Sin embargo, existe una historia que parece sacada de la ficción, y tiene como protagonista a un futbolista colombiano, de muy baja estatura, que ostenta el título del jugador con más subcampeonatos de Copa Libertadores.

Se trata nada más y nada menos que de Antony William de Avila Charris, "El Pipa", "EL pitufo". uno de los ídolos del América de Cali y de la Selección Colombia.

"El pitufo" que mide apenas 157 centímetros, jugó las cuatro finales de Copa Libertadores que disputó el América y no se consagró campeón en ninguna, además, jugando con el Barcelona de Guayaquil,  perdió su quinta final de Copa, convirtiendose en el eterno subcampeón de la Libertadores.

Una vez Carlos Salvador Bilardo dijo que preferia salir tercero que segundo, pues el subcampeón es el  mejor de los perdedores, además de ese nadie se acuerda. No obstante, es dificil pasar por alto una situación como la de este jugador colombiano que tuvo en cinco oportunidades la gloria en sus manos y se le escapó como el humo de un cigarro.

La primera final que disputó fue en 1985, cuando el América se enfrentó a Argentinos Juniors. Tras empatar en la ida y en la vuelta a un gol, se fueron a un tercer encuentro en cancha neutral, donde volvierona  empatar a un gol, En la definición por penales, "El Pipa" erró el último tiro y los campeones fueron los bichos colorados.

Un año después, América se midió ante River Plate y perdió los dos partidos de la final, en Cali 1-2 y en Buenos Aires 1-0, quedando son el trago amargo de no poder hacer revancha de lo ducedido el año anterior.

En 1987, el mejor equipo del fútbol colombiano de ese entonces, volvió a disputar una final de Libertadores, su tercera consecutiva,  ante un histórico: Peñarol.  Los diablos rojos se impusieron en casa 2:0 y perdieron con los carboneros 2:!, en el aprtido desempate, Diego Aguirre le dio el título al Manya.

Diez años después de la primera final de Copa que disputó el conjunto escarlata, volvieron a verse las caras América y River Plate.  En 1996, el conjunto Millonario alzó al copa por diferencia de gol, ya que el resultado global fue de 2 a 1 a favor del equipo argentino. El gol americano fue una majestuosa obra de arte del "pipa" (ver video)

Esas fueron las cuatro finales de Libertadores que disputó el América y las cuatro con "El pitufo" como delantero. Un karma que nadie quiere tener a sus cuestas.

El quinto subtítulo del colombiano, llegó en la final de 1998, defendiendo los colores del Barcelona de Guayaquil, cuando enfrentó a Vasco da Gama, perdiendo los dos encuentros por 2-0 y 1-2.

Sin embargo, más allá de la mala fortuna que pesa sobre Antony de Avila, hay que rescatar que es uno de los goleadores históricos de la  Libertadores, con 29 anotaciones, además, obtuvo el botín de oro de la Copa de 1996 con 11 goles.

Esta es una pequeña reseña, que parece sacada de un cuento de imposibles, pero que fue verdad y tiene como fiel testigo a los hinchas de uno de los equipos más golirosos del fútbol colombiano. Me preguntó ¿qué hubiera sido de la vida del Pitufo de Avila, de haber ganado las 5 finales que disputó?

Más noticias de FANATICOS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.