Chivas pierde con Defensor Sporting 1-0

Por: Angel Valdez Montes

 MONTEVIDEO, Uruguay, marzo 28.- EL Con su llegada, los buenos resultados aparecieron casi por arte de magia.

La presencia del holandés Johan Cruyff significó una inyección de motivación que provocó un repunte en el Rebaño Sagrado. Pero la racha de seis partidos sin derrota (cinco triunfos y un empate) llegó a su fin este miércoles cuando Chivas perdió por 1-0 en su visita al Defensor Sporting de Uruguay.
 
Ahora, la segunda ronda de la Copa Libertadores luce como un sueño lejano. El Guadalajara se complicó la vida, pues con sólo dos partidos por disputar, es último lugar del Grupo 7, con apenas 4 puntos.
 
En los primeros minutos, fue Chivas el que mejor se paró sobre la cancha el estadio “Luis Franzini”. Apenas al 2, tuvo su mejor aproximación, cuando Julio Nava controló un servicio pasado dentro del área, en el mismo movimiento se quitó a un zaguero y sacó un zurdazo que el arquero Yonatan Irrazabal mandó con apuros a tiro de esquina.
 
El Guadalajara jugaba mejor, pero el futbol es de momentos y los tapatíos no aprovecharon el suyo. Muy rápido en el encuentro Defensor Sporting se apropió del control del balón. Obligado por ser local, el cuadro uruguayo comenzó a generar peligro.
Matías Britos fue el más activo en la ofensiva uruguaya. Primero, avisó con un cabezazo que salió desviado (9); enseguida, probó a Luis Michel con un zurdazo que el arquero controló con dificultad (14); finalmente, mandó el esférico a las redes, pero la jugada fue invalidada por fuera de lugar (22).
 
Los “mata” la maña.
 
La polémica apareció poco antes de concluir el primer tiempo. Brahian Alemán seguía el balón por la banda derecha, cerca del área. Lo marcaba Julio Nava, quien levantó un poco el brazo durante la disputa. Entonces, el del Defensor, se tomó la cara y cayó. 
Nava ni lo tocó. El árbitro paraguayo Enrique Cáceres “compró” el engañó. Mostró al rojiblanco su segunda tarjeta amarilla (la primera la ganó de forma absurda al adelantarse en la barrera durante un tiro libre) y lo expulsó, al 40.
 
Semanas atrás, después del “clavado” de Érick Torres en Puebla, el técnico Ignacio Ambriz justificó: “El futbol es engaño”. Ahora, la artimaña fue en su contra. Con 10 hombres, el panorama se complicó para Chivas.
 
Para la segunda parte, el Rebaño Sagrado buscó acomodarse mejor en el terreno de juego, con la salida del atacante Antonio Salazar y el ingreso del defensa central, Mario de Luna. El movimiento le sirvió para controlar a los uruguayos, pero sólo por poco tiempo.
A las adversidades rojiblancas se sumó una más: dos bajas por lesión. Omar Arellano (51) y Jesús Sánchez (62) tuvieron que salir de cambio. Chivas vivió, a partir de entonces, los momentos más apremiantes del partido.
 
Costoso error.
 
Luis Michel realizó una gran atajada al 65, a cabezazo de Ignacio Risso que llevaba etiqueta de gol. Instantes después, fue Héctor Reynoso quien sacó de la raya el balón con una barrida que salvó al Rebaño Sagrado. Pero Defensor Sporting era superior y parecía cuestión de tiempo.
 
Un error puso al equipo mexicano contra la pared. En un largo saque de manos por el costado izquierdo, Kristian Álvarez “rebanó” de cabeza el esférico, que siguió hasta segundo poste, donde Nicolás Olivera, viejo conocido del futbol nacional, sólo tuvo que empujar el 1-0, al 71.
 
Chivas, con un hombre menos en el campo, tuvo nula capacidad de reacción. El Defensor Sporting cuidó su ventaja y los minutos transcurrieron sin que el marcador se moviera.
 
El Rebaño Sagrado tuvo la oportunidad de ponerse segundo con un empate, pero ahora es sotanero del Grupo 7 con 4 puntos; Defensor Sporting ahora es sublíder, con 6. Chivas se jugará la vida en la Copa Libertadores en los últimos dos partidos: en casa ante Vélez Sarsfield (9) y de visita en cancha del Deportivo Quito (4).
 

Más noticias de FANATICOS