Este es Olimpia y es tricampeón de América

Por: Arnaldo Villalba Torres

No está muerto quien pelea

 

y menos si es Olimpia. 

El decano remontó un 3 a 0

 

en contra para igualar ante el

 

Flamengo en Río de Janeiro

 

por Copa Libertadores.

  

Dicen que las camisetas pesan, no importa quien esté en frente. Flamengo se floreaba. Ronaldinho disfrutaba, pasaba la pelota sin mirar y sus compañeros bailaban. Alegría en Río de Janeiro.

Botinelli abrió la cuenta a los 37 minutos. Ronaldinho de penal a los 58 minutos y Luiz Antonio a los 63 ponían el partido 3 a 0 y todo parecía venirse abajo.
 

Algunos ya sacaban la calculadora, empezaban a pensar en el próximo partido. Pero no Pablo Zeballos. Ingresó, se equivocó un par de veces pero no dejó de intentar.

Se inventó una jugada digna de un futbolista que lleve la casaca 10 del Olimpia. No le temblaron las piernas y a los 75 minutos mandó a guardar un tiro libre al ángulo del arquero brasileño.
 
Un mensaje. Este es Olimpia y es tricampeón de América. Caballero, de flojísimo partido, se contagió, recibió a los 84 minutos, cerca del área, le tuvo fe a su pierna izquierda y otra vez a buscarla de adentro.
 
Como hace un par de años en el Maracaná, cuando Cabañas eliminaba al Flamengo, otra vez paraguayos enmudecian a la torcida. Pero Olimpia es más que Paraguay, es un campeón continental y tiene en sus filas a uno de los mejores laterales izquierdos del fútbol sudamericano. 
 
Vladimir Marín recibió la pelota tras habilitación de Biancucchi. Daba para celebrar antes de que impacte el balón. Ese gol, tiro rasante al palo izquierdo, entra por la potencia de una pierna zurda apoyada en miles de almas que palpitaban en Paraguay, en Colombia, en el mundo.
 
Olimpia, sí señores, Olimpia, remontó un 3 a 0 en menos de 15 minutos y se dio cuenta que con un poco de fútbol, asegurará la clasificación a octavos de final el próximo 28 de marzo, cuando se vuelva a ver las caras con el alegre Flamengo de Ronaldinho.

Más noticias de FANATICOS