La hinchada de Peñarol y una imagen que vale más que mil palabras

Por: Tomás Lapeyre

Dicen que una imagen vale mas que mil palabras. Sin dudas, esta lo deja mas que claro. 

El partido entre Atlético Nacional y Peñarol estaba cerrado, pero la hinchada aurinegra no se movió de las tribunas. El equipo débilmente intentaba ponerse a tiro en el partido, pero no lo logró. Los jugadores nunca se entregaron. Los que entraron durante el partido le pusieron mas ganas, pero no hubo nada que hacer para vencer la valla rival. La intención de los jugadores fue apreciada por la hinchada carbonera, que en un momento del partido se paró a aplaudir a Maximiliano Pérez al grito de "Maxi, Maxi". Los jugadores mirasoles dieron todo en la cancha, pero como equipo no lograron el equilibrio requerido. Su hinchada espera que lo logre tan rápido como sea posible para no quedar atrás en la copa y hacer una buena campaña en el torneo local. Va a esperar pacientemente, como bien claro lo dejó en el partido, cuando iba 0-4 abajo y alentaba mas que nunca. Ojala que los jugadores puedan devolverle a su hinchada cuanto antes lo que esta quiere, esta ya lo demostró, lo va a estar esperando siempre, fiel e inamovible. 

Más noticias de FANATICOS