Lucs Lobos: Material de seleccion

Por: Nicolas Salvador

Era la hora de la comida y me permití el lujo de ver fútbol entre semana. No podía perdérmelo y el deleite de ver a Lionel Messi en la albiceleste, que jugaba ahora de color más oscuro, era razón suficiente para parar todo lo que estaba haciendo y sentarme a ver al mejor del mundo. Corre cuando tiene cerca el balón, corre cuando le pueden pasar, corre cuando puede robar y corre con él como nadie en el mundo. Sin embargo, ni si quiera el orquestador mundial pudo evitar que el partido fuera soso y algo aburrido. Falta amor, mucho amor por la camiseta, falta coraje y entrega, faltan kilómetros recorridos. Sin mucho esfuerzo, gracias a destellos de la pulga, se llevaron el triunfo 3-1.

 Inevitablemente uno piensa en un jugador como Lucas Lobos al ver un partido de este tipo. No sólo porque sea argentino, o porque casi al mismo tiempo estaba pronunciando su deseo por jugar para la albiceleste, si no porque no hay un jugador que corra, luche y se entregue como él lo haría y no sólo eso, si no que cuenta con más de la calidad necesaria para hacerlo.

Sin hacer un análisis exhaustivo del planteamiento y estilo de juego de la selección Argentina es fácil notar como la zona que se encuentra antes de llegar al área rival se encuentra un poco despoblada. El equipo rival puede salir con tranquilidad y hay una terreno grande que se tiene que cruzar con pases largos que pueden ser interceptados de manera fácil. Tenía que venir Messi para atrás, botarse para recibir el balón y luego conducirlo hacía el frente. La diferencia entre el Messi de Argentina y el Messi del Barcelona no reside en el mismo Messi, si no en los compañeros, ya que cuenta con una múltiple gama de “10s” en el Barcelona como Fábregas, Iniesta, Xavi o Thiago que son maestros del medio campo.

Como bien lo podemos palpar los seguidores de Tigres y todo el balompié mexicano, Lucas Lobos es un jugador que se desempeña de manera natural y excelente en la zona del campo antes mencionada y, en mi humilde opinión, pienso que fácilmente podría tener cabida en la selección Argentina. Falta quien corra, quien pase, quien se entregue, quien luche por el balón. Salvo Messio, le falta picardía y atrevimiento.

Más noticias de FANATICOS