Ncional esta para Pelearla

Por: EL JUANMA BOLSO
EDWARD PIÑÓN Después que el último de los jugadores ingresó al camarín de los visitantes en Sao Januario nació un reconocimiento espontáneo. Simple, nada de excesivo triunfalismo, pero con la adecuada dosis de entusiasmo por el esfuerzo que se había realizado colectivamente para sumar los tres puntos. Allí, en la intimidad del plantel, los más experientes aplaudieron a los jóvenes y todos se sumaron al acto sencillo. Pero muy emotivo. Nacional ganó en Brasil, hacía 41 años que no lo lograba, el equipo demostró que tiene potencial como para pelear el torneo, y aumentó el crédito, entonces, para los que anticiparon que estaban preparados para dar la nota. El primero fue el técnico Marcelo Gallardo, que antes de entrar a la cancha resolvió una modificación más, porque decidió poner a Matías Cabrera de doble cinco con Israel Damonte y llevar a Maximiliano Calzada a la franja izquierda del mediocampo. Tras comunicar la variante, repitió lo que todos ya habían escuchado varias veces: "salgan a jugar, estamos bien". Y respondieron, porque habían visto los videos de Vasco da Gama y se convencieron que alcanzar la victoria era posible. Estaba ahí, era cuestión de respetar los ensayos, de soltarse de entrada para que los nervios no afectaran su producción. Con esa fe, la que incluso llevó a Matías Cabrera a anunciar un resultado de 3-0 a favor en la mañana del partido, el tricolor empezó con todo en la Copa Santander Libertadores. "Mirá que lo pensé, cuando Vicente (Sánchez) tuvo esa jugada de gol me acordé del 3-0 que había anunciado. Estábamos muy bien y no merecimos terminar sufriendo". A ese Cabrera que apareció en toda su dimensión, cortando juego, tirándose a los pies para barrer una pelota, pisándola, metiendo pases fantásticos, ya le había dado un empujón anímico, mucho antes de entrar a la cancha, el "Cacique" Medina. "Le dije que se sacara ese casco (protector) porque le aplastaba las ideas. Le recordé que ya habían pasado dos años y me hizo caso". Metiendo de afuera como si estuviera en el campo. Alentando como si fuera un hincha más. Así actuó el referente tricolor. Así lo hicieron los otros que se quedaron afuera. Y muy unidos, tan unidos como para entender que desde la fuerza grupal y mental se logran los objetivos. "A veces equipos que tienen tantos buenos jugadores se convencen de lo que tienen que hacer y dan la nota, en eso tenemos que hacer hincapié", precisó uno de los jugadores que conquistó Sao Januario: Alexis Rolín. Todos contentos, entusiasmados por comprobar que se conformó un gran plantel, con variantes para que el entrenador pueda armar las estrategias que considere convenientes. Pero ubicados, centrados en la responsabilidad que tienen ahora de no bajar los brazos. Además, la felicidad es mayor porque se pudo poner en práctica lo que se pretendía. Esa misma alegría la recibió el técnico, que felicitó como corresponde a sus dirigidos y poniendo el acento, por ejemplo, en algunos de los hombres que no estaban rindiendo en buena forma. Por eso, por lo bajo, con la tranquilidad que siempre transmite cuando habla, Gallardo elogió en el vestuario a Viudez y Cabrera. No era para menos, fueron dos de los jugadores que le rompieron el alma a Vasco. Alexis Rolín sorprende a Enríquez "Lo que ha crecido es increíble, si ahora hasta sale jugando con la zurda". El gerente deportivo de Nacional, Daniel Enríquez, describió una situación que ratifica la evolución que está teniendo un zaguero al que ya comparan con una figura del pasado. Sí, porque ya hay hinchas que ven a Alexis Rolín como el nuevo "Cococho". "Se jugó muy bien, que es importantísimo en este tipo de partidos. El equipo está muy contento, pero sabiendo que hay que seguir trabajando para mejorar", comentó Rolín apenas terminado el cotejo con Vasco. Y se entusiasma, aunque no deja volar la imaginación. "El grupo está muy bien, hay grandes jugadores y somos conscientes que el convencimiento en este tipo de torneos es fundamental. Convencidos de lo que hacemos y de lo que se trabaja se llega lejos". Para Rolín la clave estuvo en que "se recuperó la pelota muy cerca del arco de ellos, eso les molestó y a nosotros nos dio la posibilidad de recorrer pocos metros para tener ocasiones de gol". No se olvida de Sebastián Coates porque lo extraña como "compañero y amigo", pero admite que están trabajando "muy bien en la defensa y se está fortaleciendo cada vez más"

Más noticias de FANATICOS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.