"Orgullo Americanista" Francisco Guillermo Ochoa.

 No puedo dejar de emocionarme. Y es que no se necesita ser americanista para sentirse orgulloso de lo que está pasando en la portería del Ajaccio. Por lo menos a mí, como aficionado al futbol y como mexicano, el ver a Guillermo Ochoa tener buenas actuaciones en Francia, para qué negarlo, es algo que me enchina la piel.

Recuerdo muy bien el debut de Ochoa con el América, pues aunque estaba chico, sabía perfectamente que el portero que estaba supliendo a mi entonces ídolo, Adolfo Ríos, también era muy joven. Cosa que hacía aún más interesante el debut. Memo cumplió bajo los tres palos; sacaba cualquier clase de remates Los entonces jugadores del América, veían sorprendidos como el joven de 18 años de edad, no se cansaba de frustrar a los delanteros del Monterrey.

Paco Memo, como entonces se le nombró, mostró personalidad, carisma, una gran calidad en la portería, además de un ángel tremendo. Mismo que lo sigue acompañando en su carrera, que ahora continúa en el viejo continente.

La historia que está empezando a escribir el ex capitán del América en Francia ya la escribió una vez. Lo hizo con el América. En aquel lejano 2004 donde Ochoa, en base a buenas actuaciones y a salvar el resultado en más de una ocasión, se ganó el cariño de la afición y la confianza de los técnicos. Justo como lo empieza a hacer con el Ajaccio.

No es nada nuevo para el portero mexicano cargar con la responsabilidad de tener una pésima defensa. Hagamos memoria y viajemos al año 2008; cuando el número 1 del América juntó con Salvador Cabañas era todo lo que tenían las Águilas. Ochoa le salvó el trabajo a varios directivos y entrenadores.
Memo representa al americanismo, y lo seguirá representando en cualquiera de los equipos donde esté. Ahora pone el nombre del América y sus fuerzas básicas en alto. Sin duda para la afición de Coapa es algo digno de presumir, pero, ¿saben algo? Aún viene lo mejor.

Compartir Compartir Compartir

Lo más Popular

Post destacados de hoy