PIBE VALDERRAMA, EL ORIGEN DE SU APODO.

Si antes de empezar un encuentro en un estadio repleto, el locutor mencionara el nombre  ‘Carlos  Valderrama’, los espectadores seguirían acomodándose la gorra, saboreando un helado o abanicándose con el periódico. Pero si escucharan ‘Pibe Valderrama’, todos dejarían lo que están haciendo y dirigirían la vista hacia el jugador que tenga puesta la camiseta intelectual, la del palito y el aro, la 10. Al no ver al Pibe pensarían entonces que quizás hayan escuchado mal o que el locutor se ha equivocado porque el mago colombiano de la inmensa peluca  rubia african look ya se retiró para congoja de los amantes del fútbol arte.

Origen del sobrenombre…

Y es que al Pibe ya no lo llama Carlos ni su mujer ni nadie que sepa de fútbol porque el apodo ‘Pibe’ lo lleva tatuado de tal modo que no se quita ni con cirugía estética ni rayos láser. Y ello tiene una historia cuyo causante es un argentino.

El padre del Pibe, llamado también Carlos y apodado Jaricho, era back central  del Unión Magdalena, cuadro que dirigía un entrenador-futbolista argentino llamado Rubén Deibe, cuyo sobrenombre era El Turco.

Jaricho, llevaba a su retoño a todas partes, inclusive a los entrenamientos, convirtiéndolo de ese modo en engreído de sus compañeros. Cuando no lo llevaba, el Turco le preguntaba “¿Y el pibe cómo está?”. Desde entonces, la familia y la gente de su entorno dejaron de llamarlo Carlos o Jarichito. Había nacido el nombre que resonaría en el mundo entero: El Pibe Valderrama.

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy