Simplemente, es un hincha de Peñarol.

Por: Emanuel Garcia

Ese que todos tildan de enfermo. Ese que para muchos es un loco, un desubicado. El mismo que en el día de la madre se va a la cancha a ver al mirasol. Ese que no tiene ni un poco de respeto, que le importa más Peñarol que su propia familia.

Ese exagerado que se encerró a llorar tantas veces por un "simple partido" y ese mismo estúpido que con tanta violencia y sangre que hay en el fútbol de hoy, arriesga su vida cada vez que va a la cancha.

Ese que se mete en problemas sin necesidad, el “boludo” que protesta cuando ve una injusticia en su club en lugar de callarse la boca y evitar problemas.

Ese que arruina su cuerpo tatuándoselo para toda la vida. Ese que nadie entiende, nadie que no sea como y él,  solo otro enfermo como él,  uno de esos con los que se junta cada fin de semana.  De esos que cuando llega el domingo dejan todos los problemas en la casa para ir al mismo lugar que van desde que su viejo los llevo por primera vez.

Esos irresponsables que se escapan del laburo para ir a un partido. Los que le mienten a su propia mujer y se van con su verdadero amor.

Ese que  van en contra de la lógica.

span>

Ese que se pone la camiseta cuando su equipo pierde y sale a la calle con la cabeza bien alta.

Ese que no se impresiona fácil, el insensible que nada lo emociona pero que se le sale el corazón del alma cuando se infla la manga, entran los jugadores y estalla un estadio entero junto a él.

Ese olvidadizo, ese colgado que tiene poca memoria y no se acuerda lo que hizo la semana pasada, pero que se va a llevar a la tumba esos momentos inolvidables de los que fue testigo estando en la tribuna.

Ese que odia la historia y no le interesan ni los orígenes del propio lugar donde nació, pero que vive la historia de su club como un legado de sangre, que siente como a un padre al señor que fundó su club hace 120 años.

Ese que nunca tuvo nada tan claro como lo que siente, pero desde que lo siente todavía no encuentra la forma de explicarlo.

Ese el que nadie entiende, y  sabe que nunca lo van a entender, por eso pide que ni lo intenten. 

Ese  que encuentra una sola palabra para describir lo que es: simplemente es un hincha PEÑAROL.

Más noticias de FANATICOS