Un dia como hoy pero en el año 1981 Nacional ganaba su segunda Intercontinental

Por: Pablo Colmán

1981 - Intercontinental
Nacional había alcanzado la conquista de América, también había alcanzado el título de mejor del Uruguay, con una amplia ventaja, 7 puntos sobre el segundo que fue Wanderers, y 10 puntos sobre Peñarol; pero para nuestro club no había un techo aún, y al levantar la mira, vemos en el horizonte, la conquista del mundo. En Europa, el equipo inglés de Nottinghan era el monarca de Europa, por segunda vez consecutiva. En el año 79', este equipo luego de una campaña espectacular se consagró campeón por primera vez en su historia, se coronó campeón invicto, al vencer en la final al equipo sueco Malmoe. Al coronarse campeón al siguiente año demostró que se trataba de un equipo poderoso. El camino del equipo Europeo en la campaña de la Copa de Europa, venció al equipo sueco Osters Växjö 2 a 0 y en la revancha empató 1 a 1. En octavos de final le tocó jugar frente al equipo Arges Petesti de Rumania, de local 2 a 0 y de visitante 2 a 1. En cuartos de final enfrentó al equipo de Alemania Democrática, Dynamo de Berlín, luego de caer como local en Nottingham por 1 a 0, venció de visitante al equipo alemán por 3 a 1. En la semifinal jugó frente al Ajax, a este lo eliminó al vencer en Inglaterra por 2 a 0, y fue derrotado por 1 a 0 de visita. La final la jugó en el Estadio del Real Madrid frente al equipo de Alemania Federal, el Hamburgo. Venció en aquella final por 1 a 0, con gol de Robertson. El equipo del Nottingham no fue solamente el campeón inglés o el campeón de Europa había llegado a tener el récord de 42 partidos sin ser derrotado. El enemigo era increíblemente poderoso.

El concertar la final frente a éste equipo sin duda fue muy difícil, debemos mencionar algunas dificultades que los dirigentes tricolores debieron sortear para poder pactar el encuentro o los encuentros. El año anterior no se disputó la Copa Intercontinental, el equipo rojo declino jugar las finales frente al equipo de Olimpia de Paraguay. Ya nos había pasado en la final anterior que debido a los problemas que tuvieron los equipos europeos cuando disputaron los encuentros en América especialmente frente al equipo de Estudiantes, dejaron una mala impresión a los equipos del viejo continente; unos de los equipos que tuvieron problemas fue el Manchester United. También las fechas de las disputas de las finales, debido a la agenda muy comprometida que tenían los equipos ingleses.
Se hicieron gestiones frente a las principales autoridades de la Confederación Sudamericana, y frente a la U.E.F.A., estos dirigentes estaban de acuerdo con la disputa de la final, aunque siempre preferían que se jugará como era tradicional con partidos de ida y vuelta. Decimos esto porque había surgido la idea de la empresa West Nally, que actuaba en el ramo de la organización de espectáculos deportivos, la realización de un sólo encuentro a realizarse en terreno neutral.

Con la partida rumbo a Inglaterra el dirigente José Sassón llegó a un acuerdo con los principales del Nottingham. Si el Nottingham quedaba eliminado en la primera fase de la Copa Europea, correspondiente al año 81' se jugaría un solo partido en Tokyo, el 11 de febrero, en caso contrario se jugarían dos partidos el primero el 4 de febrero, en Montevideo y el segundo el 31 de marzo. Al quedar eliminado en la primera fase frente al equipo Checoslovaco de CSKA, quedó resuelta la fecha de disputa de la final, Nacional - Nottingham, se verían las caras en Tokyo.
Nacional se había desprendido de un gran jugador como lo era Hugo De León, que se había traspasado al Gremio de Porto Alegre. Nacional había sido la base de la conquista de la selección uruguaya, que disputó la Copa de Campeones del Mundo, que se disputó en Montevideo y que Uruguay se quedó con ese campeonato tras un gol en la final de Waldemar Victorino, en el mismo arco en que había definido la final América, y casi de la misma forma.
La delegación que partió rumbo al sueño de la conquista del mundo estaba integrada por: como delegados fueron el Presidente Dante Iocco, el Secretario General Dr. Rodolfo Sienra, Segundo Vicepresidente Dr. Joaquín Reyes Delgado, y el Vocal Walter Noriega. Juan Martín Mujica, y el Profesor Esteban Gesto, como técnicos. Equipier Walter Haynes, Masajista Enrique Olivera. Los jugadores fueron: Rodolfo Rodríguez, José Hermes Moreira, Juan Carlos Blanco, Daniel Enríquez, Washington González, Denis Milar, Víctor Espárrago, Arcenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino, Julio Cesar Morales, Miguel Pereyra, Héctor Molina, Oscar Aguirregaray, José R. Cabrera, Rogelio Ramírez y Dardo Pérez.

Sueño de una noche de verano
Con la concreción de este encuentro, se iniciaba la nueva forma de disputa de la final intercontinental, a partir de ahora se jugará con un solo encuentro a disputarse en Japón. El juez de aquél encuentro fue el israelita Abraham Klein. Formó con Rodolfo Rodríguez, José Moreira, J. C. Blanco, Daniel Enríquez, Washington González; Arcenio Luzardo, Víctor Espárrago, Denis Milar; Alberto Bica, W. Victorino, Julio Cesar Morales. El equipo Europeo, del cuál ya mencionamos sus increíbles triunfos, contaba con jugadores exquisitos tales como Peter Shilton, un eterno arquero, defendió a los rojos durante varias temporadas, siendo el jugador que más veces defendió la camiseta del seleccionado Inglés. Trevor Francis, un jugador excelente, quizás en aquellos años el mejor o uno de los mejores jugadores del mundo, era por quien pasaba todo el juego del Nottingham. Robertson, un jugadores escocés muy bueno, fue el scorer de la final de Europa. Enfrentábamos a los maestros del fútbol, una vez más los ingleses se ponían delante de nuestro camino. Nacional nació luchando frente al desdén de los ingleses, esta vez, fue algo parecido, nuestros muchachos estuvieron acordes a las atenciones que recibieron del público nipón. Mientras ellos realmente tuvieron actitudes no muy educadas. En ese sentido Nacional ganó también. Aquella madrugada del 11 de febrero, estuvimos todos los bolsilludos despiertos y muy nerviosos, esperando el desenlace de esta ansiada final.

Recordamos que el partido fue al comienzo de estudio, de tanteo, Nacional como siempre, jugó con referencias de marcas, una de ellas, quizás la decisiva fue la marcación que el capitán, Víctor Espárrago tuvo que realizar frente al gran jugador que era Trevor Francis. Este jugador inglés, quizás nunca tuvo en su contra una marcación tan férrea como la que recibió aquella tarde, fue tan intensa que Víctor recibió la tarjeta amarilla en los primeros minutos del partido, lo que significó para nuestro capitán que debía cuidarse, pues ahora jugaba en el filo de la navaja.

Nacional estuvo replegado en esos primeros minutos como estudiando el partido, además esperaba que el rival atacara para poder sacar el contragolpe, un arma que Nacional sabía utilizar muy bien. Hasta que logró sacar el primero de ellos, Luzardo ubicado en el centro del campo, dio un pase a Moreira, éste logro hacerse del balón y a correr,... " dale 'chico', dale ". La pelota pica para cualquier lado, la cancha no era buena, la acomoda un poco con la cabeza, llega por la punta a la altura del área, sigue unos pasos más, casi sobre el final del campo cerca del banderín, logra sacar un centro rasante hacia atrás, el famoso centro de la muerte, para que quien viniera a la carrera pudiera pegarle y terminar en gol aquella jugada. Le había salido a la marca un rival, el cual no llegó a tiempo para cerrarle el paso a Moreira, un defensa que venía a corriendo cerca del vértice del área chica no pudo detenerse y estiro la pierna pero la pelota lo supera, desde el punto penal, venia corriendo Victorino, con otro defensa exigiéndole, éste logro empujarla en forma casi paralela al arco, con esta maniobra dejó unos pasos atrás al defensa que lo marcaba pero, se enfrentaba al defensa que no había podido llegar al cierre que había quedado en el borde del área chica, en esos instantes, entre que deja a uno y el otro le sale al encuentro, Victorino, que saltando, o terminando de acomodarse con su pierna izquierda, esperando el momento justo para poder sacar el latigazo, esperaba que fuera el momento ideal, con toda la tranquilidad del mundo se tomo su tiempo, pero para nosotros se demoró todo el tiempo del mundo. Cuando salió el disparo Shilton le achico el arco, el defensa no le iba a dar más espacio, y le pegó fuerte y arriba, quizás en el único lugar que podía entrar, por sobre el cuerpo del arquero del Nottingham. Locura general, cuando se infló la red, Montevideo se infló con el grito de gol de una ciudad, de un país, Nacional ganaba 1 a 0, la lógica, caía derrotada por Nacional, porque nuestro campeón era quien arrancaba ganando.

El equipo siguió entonado, era el dominador del encuentro, no pasaba demasiadas preocupaciones, tanto es así que se le anulo un gol lícitamente convertido, un golazo de Luzardo, nadie pudo explicar el motivo de la decisión del juez. Algunos creen que la pelota le había pegado en la mano a nuestro gallardo defensor, otros que Victorino estaba fuera de juego, ninguna de las dos el juez lo anulo mal. Así terminó el primer tiempo con una victoria parcial de 1 a 0, que no reflejaba lo que había sucedido en la cancha, Nacional debía ir ganando por 2 a 0, de no ser por el gol mal anulado.
En el segundo tiempo, al comienzo Peter Shilton deja una pelota suelta que Bica transforma en gol, otra vez el juez, lo anulo, ahora sí lo anulo de "chorro" que era, el línea inventó un offside que no existió. El partido era parejo, gracias a la participación de quién impartía justicia(¿?). Esto motivo la reacción del equipo inglés, que además de poseer un excelente equipo contaba con la colaboración de éste muchacho.
El Nottingham Forest, dominó de allí en más las acciones, lo que tuvo como consecuencia la excelente actuación de Rodolfo Rodríguez, que tuvo atajadas espectaculares, el fondo tricolor se vio sobrecargado, dónde se mostraron en su real dimensión Enríquez y Blanco. Trevor Francis jugaba ya en posición neta de delantero, lo que motivo que no estuviera en el medio campo Espárrago. El final no llegaba más, y ellos estaban más arriba, no podíamos sacar el contragolpe en ningún momento, ellos estaban jugando a la desesperada, y realmente asediaban, no hubiera sido justo el empate del Nottigham, porque no hubiera reflejado lo que aconteció en el campo.

El partido era largo no terminaba más sufríamos como locos, estabamos realmente nerviosos, el equipo inglés estuvo a punto de empatar. Muchas veces gritamos que lo terminara, hasta que casi, casi, Trevor tenía para hacer el gol y el gran quite de Espárrago, y el juez habrá visto que era imposible que nos empataran y lo terminó. El alivio se hizo efectivo con un grito con toda la voz: ¡Nacional nomá!. Lo que fue acompañado por un llanto de emoción, de esa risa nerviosa de alegría, de mirar y de no poder creer que Japón había conocido a su primer Emperador del fútbol, Nacional, y se inclinaban en señal de respeto, porque habían visto al nuevo Campeón del Mundo.
El país se lanzó a la calle una vez más, el equipo de su amor, había logrado alcanzar nuevamente el lauro mundial, fue una jornada, de festejo. Nacional había conseguido en ser el primer club en el mundo en ganar la copa en Japón, además la copa de la empresa patrocinadora del evento la Copa Toyota, Waldemar Victorino se hizo acreedor al premio del jugador más valioso de la final.

De regreso a Montevideo, la locura fue general, desde el aeropuerto hasta la sede, eran miles y miles de uruguayos que manifestaron su jubilo, el enjambre humano era increíble, las familias agradeciendo el triunfo a sus muchachos, la gente volvía a festejar, una caravana interminable de autos acompañaba al ómnibus que transportaba a los mejores del mundo. El club había llegado a la cima, el sitial que sólo le pertenece a Nacional.

NACIONAL 1 / NOTTINGHAM FOREST 0
Fecha: 11 de Febrero de 1981
Cancha: Estadio Nacional de Tokio
Juez: Abraham Klein (Israel)

NACIONAL: Rodolfo Rodríguez, José Moreira, Juan C. Blanco, Daniel Enríquez, Washington González, Denis Milar, Víctor Espárrago, Arsenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio César Morales.
Nottingham Forest: Shilton, Cray, Anderson, F.Cray, Burns, Ponte, Lloyd, Wallace, O´Neill, Francis y Robertson.
Gol: 10 min. Waldemar Victorino

.

Más noticias de FANATICOS

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.