Hicieron un velorio en la puerta del estadio y robaron la ropa de los jugadores

Hicieron un velorio en la puerta del estadio y robaron la ropa de los jugadores

Investigan a la Barra de Nueva Chicago, el club denunció que el vestuario del plantel profesional fue violentado mientras velaban a un barra brava en la puerta.

Todo se produjo con apenas horas de diferencia en Mataderos, barrio popular de Buenos Aires. No sorprende que estas novedades lleguen desde Nueva Chicago, club del ascenso de la Argentina que continuamente está implicados en hechos de violencia los días de partido y de estos tipos de escándalos.

Nueva Chicago otra vez en el foco de atención por el accionar de sus barras. Uno fue en la madrugada del lunes y mostró la impunidad con la que se manejan los violentos en una institución con largos antecedentes en la materia. El otro fue la despedida de un hincha que era muy querido en Ciudad Oculta, que a pesar de su discapacidad motriz trabajaba en el barrio enseñando ajedrez a los chicos de la villa y que tuvo un velatorio muy popular tanto en la zona de la manzana 15 de ese conglomerado porteño como un paso por la puerta del estadio tal como había sido su último deseo según confían sus amigos.

El primer suceso según la denuncia policial se produjo entre la noche del domingo electoral y la madrugada del lunes siguiente. Con intervención de la comisaría vecinal 9 y la fiscalía criminal 50 a cargo de Anselmo Castelli, el club denunció que el vestuario del plantel profesional fue violentado y robaron los botines de los jugadores y otros elementos por una suma aproximada a los 500.000 pesos.

Y además que dejaron una nota intimidatoria para los futbolistas con varias amenazas firmadas por “Los pibes de la 32″, que es la facción de la barra de Nueva Chicago que tiene asiento en parte de Ciudad Oculta, en la zona del Mercado de Hacienda y también recluta gente de La Tablada y que regentea la tribuna de Mataderos desde que le ganó la interna al sector denominado La Bajadita, que también cuenta con gente de la Oculta y al mismo tiempo del barrio Los Perales.

Por otro lado, la fiscalía pidió declaraciones y también las cámaras de video con que cuenta el club, pero según la propia dirigencia de Chicago las imágenes no aportan muchos elementos para identificar a los delincuentes dado que estaban encapuchados y tapados con los barbijos correspondientes.

El otro hecho tuvo que ver con el velorio de Danilo Barreto, un chico que se crio en Ciudad Oculta, que tenía una discapacidad motriz y que era fanático de Chicago y muy conocido por todas las facciones de la barra, ya que era habitual concurrente a los partidos del equipo de Mataderos. Muy querido en el barrio, su fallecimiento provocó un velorio masivo primero en la canchita de fútbol de su sector y que luego se trasladó hasta las puertas del estadio.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias