¿Le deben la vida? La venta del argentino que generó el mayor orgullo para Atlas

¿Le deben la vida? La venta del argentino que generó el mayor orgullo para Atlas

Corría el año 1996 y el entrenador Efraín Flores perdía a uno de sus mejores jugadores y referentes de Atlas, pero desencadenó en el mayor orgullo del club.

La venta que hizo el Atlas de Eduardo Berizzo al River Plate en 1996 provocó un debut de una trascendencia que nadie imaginaba en ese momento. Rafael Márquez pisaba por primera vez una cancha de Primera División el 19 de octubre de 1996, hoy hace 25 años, cuando el central tenía tan solo 17 años.

Canterano rojinegro, Márquez debutaba en la Jornada 2 del Invierno 96 en un partido contra Pumas bajo las órdenes de Efraín Flores, quien contó a medios mexicanos, cómo irrumpió quien poco a poco se convirtió en uno de los referentes históricos del futbol mexicano.

“Imaginaba, y lo veía, que iba a ser un protagonista del futbol mexicano, decía ‘este muchacho tiene las cualidades’ porque siempre fue un adelantado. Había argumentos para hacernos pensar que Rafa Márquez iba a ser un jugador extraordinario y que iba a marcar una época”.

Márquez fue titular en aquel duelo ante los de la UNAM, pues Efraín se encontraba en problemas porque la directiva rojinegra le había vendido al River Plate a su central de experiencia, Eduardo Berizzo.

“Se dio el debut de una manera circunstancial si quieres, pero también un poco prevista; a Rafa yo lo veía trabajando dos años antes en el equipo de Reservas, lo conocía muy bien, y cuando inicia la temporada se da que jugamos el primer partido, iba a jugar Eduardo Berizzo, pero lo venden y ya no pude usarlo. Era el primer partido ante Tecos y lo que hice fue echar a Darío Franco a la central”, relató Flores.

“No lo debuté ese partido (a Márquez), pero al siguiente ante Pumas sí, le dije ‘Rafa, prepárate porque estás preparado para debutar’, así le dije, y lo hizo tan bien que se quedó de titular”.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias