Para México, cada visita a El Salvador es una guerra

Para México, cada visita a El Salvador es una guerra

Cada visita de México a El Salvador es una batalla, no solamente dentro del campo de juego, sino fuera, y los jugadores del Tri ya lo sufrieron en otras generaciones.

Hay estadios que son muy complicados, no solo por el campo de juego, sino también por todo el contexto, lugares dificiles para llegar y aficionados que hacen sentir el rigor y te hacen sentir bien visitante desde que llega el micro hasta que se retiran del mismísimo estadio.

Existe una frase histórica que dice “al Mundial no vamos, pero a México le ganamos” esa misma se originó en El Salvador en la década de los 90 cuando sabían que no clasificarían al Mundial de Estados Unidos 94, pero en la que de cualquier modo se le iba a ganar al Tri.

Esa victoria 2-1 fue para los salvadoreños como si hubieran ganado la Copa del Mundo, pues cada que enfrentan a México lo viven como una guerra, batallas en las que vale todo.

Violencia al autobús, abucheos al himno mexicano son algunas de las artimañas que utilizan para hacer sentir a México como un visitante. “Me tocó ir con Aguirre en 2009 en un juego de eliminatoria que perdimos ahí. Son ambientes bastante pesados, pero padres porque no siempre te toca vivir algo así”, declaró a medios mexicanos Oscar Rojas, ex jugador del América.

“El vestidor está abajo de una de las gradas y hay boquetes en los ladrillos y por ahí nos aventaban cosas y la gente de esa manera se hace pesar y nos llovía de todo mientras nos cambiábamos".

Este miércoles la Selección Mexicana visitará el Cuscatlán, célebre por la porra local denominada “El Vietnam” por su conocida fiereza contra el visitante.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias