Zlatan se confiesa y admite lo mal que se sintió cuando tuvo COVID-19

Zlatan se confiesa y admite lo mal que se sintió cuando tuvo COVID-19

El popular Ibra admitió que siempre se motiva ra sí mismo recordando por qué regresó al Milan. “Era el desafío más difícil. No me interesaba un póquer servido, me atraía lo imposible”

El delantero sueco del AC Milan, Zlatan Ibrahimovic , concedió una entrevista al medio italiano Corriere dello Sport. Allí, el artilleró se confesó como nunca lo había hecho y admitió que vivió malos momentos cuando se contagió del coronavirus. Aprovechó para relatar su experiencia y también contó cómo es su día a día en el conjunto rossonero. 

Zlatan asegurá que seguirá jugando mientras se sienta en un nivel óptimo

"Obvio (me preocupé). Cuando me sucedió, al principio, estaba bastante tranquilo, casi intrigado. Quería ver qué era ese covid que golpeó al mundo entero, esa gran tragedia y que ahora me había tocado. Estaba en casa esperando a ver qué pasaba. Tuve dolor de cabeza, no muy fuerte pero molesto, y también perdí algo de gusto”, relató.

Asimismo, recordó que estuvo todo el tiempo en casa. “Estaba cabreado, no podía salir ni entrenar bien, fue terrible (…) En un momento estaba hablando con la casa y dando nombre a las paredes. Se convierte en un hecho mental. Te miras a ti mismo e imaginas todos los males, incluso los que no tienes. Sufres por lo que sientes y por lo que piensas que sientes".

Pero ya recuperado, aseguró que en 2021 irá "un partido a la vez, como si fuera el primero y el último de la vida al mismo tiempo (…) ¿Digo esto de otra manera? Querer. Es más, tener hambre: siempre, todos los días, en todo momento. El fútbol no tiene memoria: lo que sea que haya hecho hasta ahora no importa, cada vez tengo que demostrar quién soy".

Sobre su retiro, enfatizó: “Seguiré jugando hasta que pueda hacer lo que estoy haciendo ahora". Sin embargo, admitió que siempre se motiva recordando por que regresó al Milan. “Era el desafío más difícil. No me interesaba un póquer servido, me atraía lo imposible”, acotó, añadiendo además que quiere devolver al Milan al sitial de honor que se merece.

Por último, Ibra habló sobre la fanaticada que día trás día lo apoya y le demuestra su amor. "Los míos no son seguidores, son creyentes. ¿Cómo lo traduces? Más y mejor. Gente que cree en mí. No los busco, son ellos los que me quieren, hay una gran diferencia".

Manuel Rodriguez

Licenciado en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso y Audiovisual. Leo y escribo sobre deportes, política, cultura y cine. ¡Síganme los buenos!+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias