Barcelona vs Betis: Griezmann, Pérez, Alba y Vidal comandan la goleada de los culés para primer triunfo en LaLiga

El conjunto catalán lo liquidó con una ráfaga de goles en el comienzo del segundo tiempo y con el francés como gran figura

Por: Hugo Avalos

Las cosas en su lugar puso el FC Barcelona. Goleó al Real Betis por 5-2 en el Camp Nou con un doblete de Antoine Griezmann y goles de Carlés PérezJordi Alba y Arturo Vidal. Nebil Fekir y Loren Morón completaron la goleada con tantos para el visitante. De esta manera, el conjunto catalán suma su primer éxito, aún con las ausencias de Lionel Messi y Luis Suárez.

Una ráfaga de goles permitió que el equipo de Ernesto Valverde se pueda hasta florear con esta goleada. Es que había dejado una pálida imagen en la primera parte, pero lo supo cambiar en el segundo tiempo con buenas acciones del propio Griezmann, de Sergio Busquets y Sergi Roberto.

Decíamos que en el primer tiempo el club culé no dejó una buena imagen. Los de Rubí lograron incomodar a su rival, hubo un buen trabajo en defensa y, sobre todo, no permitió que el Barça pueda jugar a lo suyo.

Irrumpir el juego del Barcelona no es tarea sencilla y el Betis logró hacerlo. Y cuando tuvo su única oportunidad de la primera etapa, logró golpear. A los 15 minutos, Busquets mete un pase al medio complicado donde Rafinha y De Jong se confunden, Canales aprovecha para robarla. Asiste a Loren, que inmediatamente ve el movimiento de Fekir, que se va abriendo para quedar libre, se la pasa y el francés que llegó del Lyon, la cruza y mete el 1-0.

Golpazo porque los de Valverde comenzaban a dominar cada vez más la pelota, aunque sin poder generarle peligro a Dani Martín. A partir de allí, todo empezó a hacerse cuesta arriba para el Barcelona y en eso el mérito es todo de su rival, que no le dejaba llegar con espacios ni con libertades.

Pero, poco a poco, Barcelona fue encontrando esos espacios. Primero, avisó Rafinha tras una buena jugada colectiva, la mejor en esos 45 minutos. Luego, a falta de cinco minutos para el final de la primera parte, Sergi Roberto encuentra el espacio necesario para meter un buen pase de emboquillada para que Griezmann entre al espacio y, con la canilla, defina para el empate 1-1.

 
 
 

Ese gol pareció hacer ruido en el Betis. Primero, porque llegó en un momento en el que si bien avisaba, los catalanes no lograban llegar con situaciones claras; y segundo, porque, un gol sobre el final duele y puede sembrar dudas para lo que viene.

Y así fue. Porque en 15 minutos, Barcelona volvió a ser Barcelona. Arrasó con los andaluces y liquidó las acciones con tres goles en esa primer cuarto de la segunda mitad. Primero, otra vez, Griezmann, el que siempre intentó en la primera parte y el que había marcado el empate. Esta vez, con una gran pegada, la colocó junto a un palo para dar vuelta la historia.

Poco después, una buena recuperación de Sergio Busquets en transición, permitió que Semedo llegue hasta el fondo, toque atrás. Carles Pérez la recibe, pero hace un movimiento oportuno para liberarse de la marca y, de zurda, definió para marcar su primer gol oficial con el primer equipo y decretar el 3-1.

Y como si esto fuera poco, a los 15 minutos de la segunda parte, otra vez Busquets recuperando, pero esta vez, él mismo asistiendo para que Jordi Alba entre al área y se encamine al arco. Esperó siempre el posible pase, pero al final, terminó definiendo ante Dani Martin para poner el 4-1. Goleada y partido más que liquidado a falta aún de 30 minutos.

El partido, a partir de allí, no fue el mismo. Betis ya estaba completamente entregado y con la cabeza puesta en el final. Mientras, Barcelona se dio el lujo de cambiar y de darle lugar a nombres propios sorprendentes. Primero, Arturo Vidal entró y, gracias a una buena jugada con Griezmann, definió al ángulo para el 5-1 sobre los 32 minutos.

Tras el tanto, Valverde decidió hacer historia con el ingreso del joven Ansu Fati para que se convierta en el segundo jugador más joven en la historia del Barcelona en debutar con 16 años de edad.

La humillación del Betis no podía ser peor. Pero, al menos, iba a encontrar un consuelo en el descuento de Loren Morón, quien marcó un golazo gracias a un remate desde fuera del área, imposible para Ter Stegen.

Otro consuelo para el conjunto bético es que no recibió más goles, aunque bien podría haber llegado el sexto y hasta el jovencito Ansu Fati tuvo su oportunidad, volviendo loco al lateral Pedraza ─en una noche para el olvido─ y sacando un disparo que se fue cerca del segundo palo.

Finalmente, fue 5-2, pero el segundo tiempo mostró lo mejor del Barcelona en este inicio algo dubitativo de torneo. Valverde respira, mientras Messi y Suárez aguardan por su recuperación.

Más noticias de LA LIGA

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas.