Messi se adueña del derbi catalán ante Espanyol y Barcelona se encamina al título

El argentino volvió a deleitar al Camp Nou con un auténtico golazo ante Espanyol y el Barça se acerca al título de La Liga

Por: Hugo Avalos

El derbi catalán es puramente de Lionel Messi. Gracias a una caricia a lo Panenka, pero de tiro libre y a otro tanto sobre el final del argentino, Barcelona venció a Espanyol por 2-0 en el Camp Nou. De esta manera, le sacó 13 puntos de ventaja a Atlético de Madrid, su escolta.

Partido con una clara superioridad del equipo de Ernesto Valverde, pero que no fue fácil de romper debido al planteo de Rubi. Lo rescató Messi como tantas otras veces lo ha hecho y el título está cada vez más cerca.

Primer tiempo apático, sobre todo por la propuesta del Espanyol, que prácticamente se vino a defender de la embestida que pudiera darle Barcelona. En esos primeros 45 minutos, el plan resultó. También porque el conjunto blaugrana jugó a media máquina.

Todo giraba alrededor de Messi. Es que el crack argentino fue noticia en la semana con su vuelta a la Selección Argentina, pero sobre todo, con las declaraciones que realizó el pasado viernes donde se lo escuchó como nunca fuera de una cancha. Adentro, volvía a deleitar a los fanáticos catalanes. Una maniobra frente a Roca donde lo sacó a pasear hacía pensar en una nueva función premium.

Pero, como ha sucedido en este clase de partidos, a la Pulga le faltó cierta compañía de sus compañeros. Sobre los ocho minutos, tuvo que hacer la individual por falta de pase y terminó rematando alto. Luego, metería una asistencia a Semedo, que centró pero Coutinho no llegó a conectar. Minutos más tarde, Rakitic tendría una acción propia con un disparo que se fue cerca por centímetros, en la única jugada que no tuvo la participación del argentino.

Sobre los 30 minuto,s nuevamente el argentino produjo una acción de peligro. Un centro de pelota parada suyo fue desviado por Víctor Sánchez y obligó a una respuesta formidable de Diego López, que mandó la pelota al córner. Sobre el final, Messi tendría la última de la primera parte con una arremetida que se fue desviada.

Espanyol, por su parte, no pateó nunca al arco y Ter Stegen fue espectador de lujo. Los cinco defensores se dedicaron prácticamente a evitar que Barcelona pudiera convertir, los mediocampistas se retrasaban y Borja Iglesias quedaba solo arriba. Monólogo apacible de Barcelona.

Monólogo que se repetiría en la segunda parte. Es que Espanyol nunca quiso buscar el partido. Y el Barça trató de todas formas posibles, pero el gol no llegaba.

Sobre los 15 minutos, Valverde metió mano para buscar el triunfo. Adentro Malcom y Sergi Roberto por Arthur ─para preservarlo luego de su participación con Brasil─ y Semedo, respectivamente. El ex Bordeaux tendría una chance que otra vez Diego López salvaba.

Pero cuando las aguas queman, siempre aparece Messi. Lo peor que le podés dar a Barcelona faltando veinte minutos es una acción de pelota parada cerca del área. Así, el crack acarició la pelota ─a lo Panenka─ para superar la barrera y, pese al esfuerzo de Víctor Sánchez y Diego López, el gol era una realidad. Golazo del argentino, de pelota parada, para no perder la costumbre.

Con el tanto, el visitante trató de ser un poco más incisivo en ataque, pero el plan defensivo fue lo único que presentó Rubi para este duelo. Y Messi tendría otro tanto para sentenciar la historia. Pase de Malcom y otro tanto del 10, a falta de solamente el pitazo final.

Barcelona se acerca cada vez más al título de La Liga y esta semana será decisiva. Primero, enfrentará a Villarreal el próximo martes y el sábado lo hará ante Atlético de Madrid, en lo que podría ser la total definición del torneo.

Más noticias de LA LIGA

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas.