Barcelona vs Valencia: Doblete de Suárez y goles de Ansu Fati, De Jong y Piqué arman la fiesta de los culés

Barcelona no tuvo piedad y liquidó el partido en la segunda parte. Ahora, a pensar en el duelo de Champions ante Borussia Dortmund

Por: Hugo Avalos

FC Barcelona no tuvo piedad y goleó al Valencia CF por 5-2 por LaLiga para llegar con buen ánimo al debut en Champions League de esta semana. Los goles de Ansu Fati, Frenkie De Jong, Gerard Piqué y un doblete de Luis Suárez decretaron la goleada, mientras que Kevin Gameiro y Maxi Gómez descontaron para los valencianos.

Función deluxe del equipo de Ernesto Valverde con cosas buenas en ciertos momentos del juego, pero aprovechando el bajón futbolístico del Valencia, quien presentaba a Albert Celades tras la polémica destitución de Marcelino García Toral. Esto se notó, sobre todo, en la segunda parte, cuando el Valencia no pudo con la contundencia del Barça, que no contó con Lionel Messi.

El primer tiempo mostró a la perfección lo que hoy es Barcelona. Un equipo que, en una ráfaga, si quiere y puede, te deja pintado y puede convertir dos goles en siete minutos. Sin embargo, cuando lo atacan, sufre mucho y eso se evidencia en la estadística de que en todos los partidos ha recibido goles. Éste no iba a ser la excepción.

Pero los primeros minutos fueron un lujo total y con protagonistas con nombre propio: Ansu Fati robándose la escena y con un actor de reparto como Frenkie De Jong en sus mejores minutos como jugador culé. A los dos minutos, el joven de 16 años aprovechó un buen pase del holandés para marcar su primer gol en el Camp Nou en su primer inicio como titular.

Cinco minutos más tarde, devolución de gentilezas de Ansu Fati para De Jong. El joven, por izquierda, juntó a tres jugadores, pero logró mandar un centro preciso para la entrada del mediocampista ex Ajax que definió para el 2-0. Monólogo del Barça y una buena química entre los jóvenes.

Los siguientes minutos mostraron un amplio dominio del Barcelona y una gran participación de Fati, quien lograba causar serios problemas a la defensa del Valencia, dormida, golpeada y con serias dificultades para hacerse del balón.

Sin embargo, decíamos, Barcelona sufre mucho en defensa cuando lo atacan y, sobre todo, cuando es transición. No hay buena cobertura en defensa, sobre todo en los laterales, Busquets tarda en regresar en algunas jugadas y eso propicia en los contraataques rivales, el equipo de Valverde sufra y mucho.

Primero, avisó Rodrigo Moreno con un buen pase entre líneas para Gameiro que no logró definir bien de derecha. Pero, minutos después, nuevamente la misma fórmula iba a encontrar el descuento: Rodrigo gana la espalda de Busquets, defensa lineal y que permite al francés entrar perfectamente habilitado por Jordi Alba para definir ante la salida de Ter Stegen. Descuento 2-1, pese a un largo debate en el VAR.

Y en eso se resume este Barcelona sin Messi, quien vio el partido desde las tribunas. Barcelona puede dominar la pelota y lo hizo teniendo la pelota en tres cuartos tiempos de todo la primera mitad. Sólo un cuarto de ese tiempo de posesión le alcanzó al Valencia para encontrar sus ocasiones y, al menos, descontar.

En la segunda parte, la gran incógnita pasaba por si el Valencia podía apretar más para poner incómodo al Barcelona. Sin embargo, fue todo lo contrario y, a partir de allí, la diferencia en el marcador se hizo más abultada.

Primero, a los seis minutos, Griezmann sacó un disparo en la puerta del área, la pelota da en el palo, Cillessen la desvía, pega en el palo y en el rebote, Piqué apareció solo y habilitado para empujar la pelota para el 3-1.

Barcelona se empezó a florear con el resultado a favor y eso también permitió poder guardar a las piezas claves como Ansu Fati y Frenkie De Jong para lo que viene. A su vez, fue el momento oportuno para ver en cancha a Luis Suárez, luego de su lesión.

Y como no podía ser de otra forma, Suárez convirtió el 4-1 en una buena jugada individual porque amaga a dar un pase para seguir con la jugada, los defensores se confían y el uruguayo remató de forma poco ortodoxa, pero efectiva para vencer a Cillessen.

A falta de cinco minutos, llegó el doblete del uruguayo. Suárez aprovechó una doble ocasión sin fortuna para concretar, pero cuando él la tomó, remató derrotando nuevamente al arquero holandés para el 5-1 definitivo y con dedicatoria especial para Xana, la hija del ex técnico del Barça, Luis Enrique.

Sobre el final, para decorar el resultado, otro uruguayo, Maxi Gómez, ex Celta de Vigo, marcó el 2-5 final.

Barcelona cerró un triunfo abultado, que le permite llegar con buen ánimo y foma para el debut en Champions League ante el Borussia Dortmund. Y lo más importante es que Suárez también volvió y con gol. Sólo falta Messi.

Más noticias de LA LIGA