Argentina-Uruguay en diez puntos

Por: Matías Baldo

1. Patón ofensivo

En el país de los estigmas precipitados, Bauza apostó por un equipo de vocación ofensiva en la previa y se confirmó durante el trámite del partido: Argentina tomó la iniciativa con sus diez jugadores plantados en campo uruguayo.

2. Uruguay y el solitario Suárez

Las propias limitaciones y el asfixiante entramado argentino conjugaron un enigma que la Celeste no pudo descifrar. Apenas los arrestos individuales del delantero del Barcelona ilusionaron a un equipo resignado.

3. El primer eslabón

Javier Mascherano fue el interruptor que activó a todas las piezas de la ofensiva argentina. Con un repertorio cada vez más completo, ya no solo ofrece sacrificio y hombría en su juego: su actuación fue un concierto de pases en precisa profundidad que desarticularon a la defensa charrúa.

4. El alivio de Messi

Cada técnico argentino ha afrontado el desafío de no caer en la excesiva dependencia de Messi. Los primeros cuarenta y cinco minutos dejaron señales de una alternativa más que fiable: Paulo Dybala, incipiente eje y socio de la Pulga.

5. El caudillo Funes Mori

La noche mendocina fue su función consagratoria. Con un carácter indestructible y detalles de élite, Funes Mori desbarató las tímidas aproximaciones de un Uruguay que se encontró con un bastión inexpugnable. Un highlight: su gambeta para salir jugando ante Luis Suárez.

6. Nunca se fue

Dos meses de su abdicación en caliente, Messi se puso nuevamente la diez albiceleste y marcó el gol del triunfo en otra actuación fantástica del mejor jugador del mundo. Sus trucos, siempre inéditos, dejaron pasmados a los espectadores mendocinos.

7. Los detalles de Pratto

Frente a un Uruguay que defendió en treinta metros, Pratto debió fajarse con la ferocidad de Godín y Giménez. De menor a mayor, creció con el correr de los minutos, encontró espacios y sembró méritos para ganarse una nueva oportunidad en la selección.

8. Con el sacrificio como bandera

Argentina afrontó todo el segundo tiempo en inferioridad numérica tras la polémica expulsión de Paulo Dybala. En desventaja, respondió el corazón: Mascherano mordió como siempre y Messi, en un despliegue conmovedor, regó de sudor la cancha.

9. Alario: otro debut auspicioso

Lucas Alario disfrutó de apenas veinte minutos en un plan extraño para él porque se paró como mediocampista derecho para matizar el hombre de menos: se adaptó rápidamente, cerró un par de jugadas como lateral derecho e incluso tuvo paño para exponer las virtudes que lo llevaron a la Selección.

10. El regreso de Pablo Zabaleta

Se había perdido la Copa América por una lesión e incluso pareció que Gabriel Mercado le había arrebatado su puesto en el lateral derecho pero Zabaleta, quien comenzó la temporada convenciendo a Pep Guardiola de que aún podía ser útil en el Manchester City, clausuró el flanco derecho.

Noticias Relacionadas

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas.