La increíble historia de Nadia: de huir de Afganistán al olimpo del fútbol

La increíble historia de Nadia: de huir de Afganistán al olimpo del fútbol

Con 21 años, debutó con la selección, siendo la primera futbolista profesional, del ámbito masculino o femenino, en representar a Dinamarca como nacionalizada. Desde entonces, ha jugado 93 partidos y anotado 33 goles

Por:  Agencia EFE

Nadia Nadim superó obstáculos que para muchos son infranqueables. Huyó de un Afganistán en guerra después del asesinato de su padre. Así, vagó por varios países hasta refugiarse en Dinamarca. Hoy, es futbolista profesional del París Saint-Germain (PSG), embajadora de la Unesco y estudiante de Medicina.

Nadia fichó por el París Saint-Germain en 2018

Inspirada por la magia y la voracidad goleadora del brasileño Ronaldo Nazário, la internacional danesa de 33 años ha construido una carrera en el fútbol -y fuera de él- con mucho esfuerzo y talento. Es la segunda de cinco hermanas y perdió a su padre cuando tenía solo ocho años.

En el 2000, cuando Nadia tenía 11 años, su madre decidió huir de Afganistán con sus cinco hijas. Juntas, sufrieron una "terrorífica" odisea en la que conoció el mundo de los traficantes de personas. En un minibus, viajaron de Kabul a Pakistán y desde allí, con pasaportes falsos, embarcaron hacia Italia y luego en camión hasta Dinamarca.

En el pequeño y rico país nórdico, pasó una dura adaptación hasta que logró el estatus de refugiada. Fue allí donde vio por primera vez a unas chicas jugando fútbol, un deporte con el que ya había tenido contacto a través de su padre.

Comenzó su andadura profesional en clubes daneses hasta dar el salto a la prestigiosa Liga estadounidense. Allí jugó con el Sky Blue FC y el Portland Thorns FC. Un breve paso por el Manchester City de Inglaterra precedió a su fichaje por el PSG en 2018, donde completa su tercera temporada.

Nadie se siente satisfecha por todos los sueños logrados

En 2009, con 21 años, debutó con la selección, siendo la primera futbolista profesional, del ámbito masculino o femenino, en representar a Dinamarca como nacionalizada. Desde entonces, ha jugado 93 encuentros, anotando 33 goles. "Soy una mezcla de dos culturas, de dos países, tengo a los dos en mí, lo reflejo en la manera en la que pienso. No soy 100 % afgana, ni 100 % danesa", apunta.

Paralelamente a su exitosa carrera, Nadia está a punto de terminar sus estudios en Medicina, con especialidad en cirugía plástica. La Unesco la escogió en 2019 como embajadora en favor de la educación para las niñas y las mujeres. Su inaudita historia ya empieza a inspirar a otras chicas. Con solo 33 años, ya cumplió muchos sueños que parecían inalcanzables.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias