Historia

Luka Modric, de una infancia entre bombas a disputar la Final del Mundial

El capitán croata está entre los favoritos para llevarse el Balón de Oro 

Luka Modric ha sido uno de los jugadores más destacados en el Mundial de Rusia 2018. Sus actuaciones han ayudado a que la selección de Croacia esté instalada en la gran final que disputará ante Francia en el Estadio Luzhnikí. 

Pero el éxito que ha logrado el capitán croata fue a base de mucho esfuerzo desde su infancia. A la edad de 5 años, Modric vio con sus propios ojos la Guerra de los Balcanes que se desató en 1991.

 

Bravo brate! Kakav igrac! ��⚽️���� What a player! ❤️ @ivanrakitic #Polufinale #IznadSvihHrvatska

Una publicación compartida por Luka Modric (@lukamodric10) el

Junto con su familia se vio obligado a abandonar el sitio donde vivían debido al gran peligro que corrían por los constantes bombardeos. “Luka vio con sus propios ojos cómo mataban a su abuelo. Tuvieron que huir a Zadar para no ser asesinados”, comentó Josip Bajlo, director deportivo de su antiguo equipo. 

Aunque los estragos de la guerra continuaron en su ciudad, Modric dio sus primeros pasos en el balompié cuando fue fichado por el NK Zadar a los 8 años, pero a los 16 tuvo que abandonarlo para jugar en el Dínamo de Zagreb.

Después de haber ido a préstamo al Inter Zapresic, Luka fue fichado por el Tottenham por 20 millones de euros. Defendió los colores de los Spurs durante cuatro temporadas antes de partir al Real Madrid a cambio de 30 kilos. 

Como ‘Merengue’, el croata se ha convertido en el director de orquesta en la cancha, lo que le ha llevado a ganar 4 Champions League, 3 Supercopas de Europa, la liga y Copa del Rey entre otros trofeos.

Con Croacia se convirtió en el capitán y a sus 32 años está ante la cita más importante en la historia futbolística de su país. Acompañado por grandes estrellas como Ivan Rakitic y Mario Mandzukic disputará la gran final del Mundial Rusia 2018. 

Compartir Compartir Compartir

Post destacados de hoy