Abidal volvió a jugar tras el transplante de hígado

"Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad". La frase de Albert Einstein le cabe por completo a Eric Abidal, un guerrero que en tiempos de descanso se convierte en futbolista, o viceversa. El francés volvió a jugar un partido oficial después de 13 meses, tras superar un tumor que lo obligó a realizarse un transplante de hígado.

402 días después de la victoria de Francia ante Alemania, en febrero del año pasado, el lateral del Barcelona ingresó en el complemento por Piqué y desató una ovación de pie en el Camp Nou. Una vez finalizado el encuentro, que culminó con goleada del blaugrana por 5-0 sobre el Mallorca, "Abi" exhibió una remera que decía "Merci, mon cousin (Gracias primo)" y explicó: "Gracias a mi primo, porque sin él no estaría aquí. Es un momento único". Sucede que fue su primo quien donó parte de su hígado para que fuera transplantado.


Fuente: www.marca.com

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy